Ministro Lamberto Cisternas se reunió con pleno de la Corte de Rancagua: Valoro el gran afán y espíritu que tienen de trabajar"

Noticias
Tipo de Letra

El ministro vocero de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas se reunió el lunes 9 de septiembre con el pleno de ministros de la Corte de Apelaciones de Rancagua con el objetivo de conocer la situación actual del tribunal de alzada.

"Programé pasar por Rancagua para informarme directamente de los señores ministros cuál es la situación de la Corte, su nivel de trabajo, sus aspiraciones y las distintas actividades que tienen programadas. He tenido la oportunidad de visitar toda la Corte y saludar a todos los funcionarios que están en servicio y por supuesto a los señores fiscales y ministros con quienes conversé un largo rato", explicó el vocero del máximo tribunal.

El ministro de la Corte Suprema valoró el trabajo desempeñado por los funcionarios del tribunal de alzada: "Han estado con el mismo empeño de siempre, tramitando las causas e incluso la Corte tiene una sala extraordinaria que funciona hace tres meses, la que ha sacado 240 causas en este tiempo. Valoro el gran afán y espíritu que tienen de trabajar y colocarse en el mejor nivel de dejar atrás lo sucedido y mejorar la imagen para el mejor servicio de la comunidad", "Me voy con una muy buena impresión y voy a transmitir esto en Santiago, al pleno", aseveró.

Respecto al tema de los ministros de la Corte de Rancagua removidos, precisó que "El hecho mismo está superado ya que terminó el proceso disciplinario y tendrá prontamente que declararse vacantes los cargos y procederse a nombrar a los reemplazantes. En eso tenemos que esmerarnos mucho para que sea más rápido de lo habitual, ya que esos nombramientos suelen ser lentos, y en este caso son tres cupos, por lo que necesitamos actuar con bastante rapidez".

Luego de la reunión con los ministros y fiscales de la Corte de Apelaciones, el ministro Lamberto Cisternas se reunió con los jueces y magistradas del Juzgado de Garantía y el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Rancagua./