Los desafíos de la nueva jefatura SAMU en su primer mes de trabajo

Noticias

Una ajetreada agenda ha tenido Osvaldo Pontigo, quien ya avizora los grandes temas que enfrentará en los próximos meses.

Como "un mes intenso" calificó el jefe de SAMU O'Higgins, Osvaldo Pontigo, este período en que tomó las riendas del dispositivo, con miras a modernizar su estructura, fortalecer la gestión y los procesos, que permita otorgarle una mayor resolutividad al momento de enfrentar la atención de las emergencias en la Región.

"En términos generales ha sido un mes intenso, donde debimos abocarnos en las primeras dos semanas a mantener el sistema operativo durante dos fines de semana bastante largos, de 4 días, como fueron Navidad y Año Nuevo, donde la prioridad fue que nuestra capacidad instalada, es decir los 14 móviles de la Región estuvieran operativos, lo que se logró en un 90% durante los dos fines de semana", expresó Pontigo.

Paralelamente, ha estado visitando cada una de las 9 bases SAMU distribuidas por la región, "para conocer al personal, conversar con ellos y saber cuáles son los problemas o nodos críticos que consideran pertinente resolver con mayor prioridad", manifestó, además de sostener diversas reuniones con la asociación gremial "Viendo aquellos aspectos que debemos ir mejorando y también hemos estado cumpliendo con algunos compromisos que quedaron de anteriores administraciones y así ir subsanando algunos temas que son relevantes para el SAMU en general y particularmente para los funcionarios, a quienes también hemos estado recibiendo de manera formal e informal en cada de las oportunidades que me encuentro en la oficina".

REVISION DE PROCESOS

Uno de los aspectos relevantes a los cuales se ha abocado en estas primeras semanas el nuevo jefe de SAMU ha sido "Revisar aspectos relacionados con procesos internos, que son bastante relevantes, fundamentalmente de carácter técnico y orientados al trabajo de los equipos interventores en la calle, con los pacientes, como también procesos de las áreas de recursos humanos y de abastecimiento y compras, áreas que son de soporte pero que permiten mantener operativo un sistema de emergencia 24/7, que tiene por objetivo fundamental salvar vida de personas en condiciones de dificultad, ya sea en la calle, en domicilio o bajo condiciones bastante más extremas como podría ser un incendio o un accidente vehicular".

También, desde el momento que asumió ha estado orientado a la preparación de las bases para enfrentar la segunda ola de contagio de coronavirus "En este sentido, los equipos técnicos ya han estado haciendo visitas a las bases de Peumo, San Vicente, Santa Cruz, San Fernando, para ir adelantando los aspectos logísticos y todos aspecto relacionados con protocolos Covid, fortaleciendo la capacitación de los equipos que están en esas comunas, algunas de las cuales ya han retrocedido en sus fases, lo que implica que tengamos que adaptar a los equipos para que tengan más precaución en los eventos que tengan que cubrir".

Por este mismo motivo, se gestionó la vacunación de todos los funcionarios, junto con verificar las existencias de elementos de protección personal en cada una de las bases "Donde hemos constatado que tanto desde el punto de vista técnico como desde el punto de vista logístico estas bases están preparadas como para enfrentar la contingencia en las distintas comunas", explicó Osvaldo Pontigo.

Otro aspecto de su gestión ha sido la regularización de "Llos contratos de comodato de algunas de las bases, como Graneros, San Vicente y la base avanzada de Santa Cruz, que deben regularizar desde el punto de vista administrativo la continuidad del uso de esas bases".

LA MODERNIZACIÓN DE SAMU

Un tercer elemento, que viene para los próximos días es abordar, junto a la Dirección del Servicio y la Subdirección de Gestión Asistencial "La definición de la estructura orgánica y de las principales actividades de soporte que hay que ir instalando, junto a los equipos asistenciales y administrativos, para ir dotando al SAMU de una autonomía que le permita gestionar sus recursos financieros, su presupuesto y todo lo que tenga que ver con las compras y adquisiciones, así como también gestionar el recurso humano desde la primera etapa, reclutamiento y selección, pasando por todos los procesos de calidad de vida, salud ocupacional, bienestar, oficina de personal y registro, y también capacitación" puntualizó el jefe de SAMU.

Desde su perspectiva, este aspecto es el que va a dar "El puntapié inicial al desarrollo institucional que tiene que tener el SAMU, para dar todas estas actividades de soporte desde dentro y no como hoy se hace a través de la Dirección de Servicio y, de esta forma, ir configurando un SAMU O'Higgins independiente del Servicio de Salud ,con la autonomía, las atribuciones y las facultades necesarias para realizar una autogestión respecto a las operaciones del rescate prehospitalario, obviamente que bajo los lineamientos del Ministerio y el Servicio de salud",

"La idea -detalla Osvaldo Pontigo- es que SAMU O'Higgins se convierta en un establecimiento que tendrá una estructura orgánica similar a la de un hospital, pero con la característica que tienen varios dispositivos dispersos en la región dada su cobertura territorial, pero que además está orientado a una cartera de servicios más acotada, que fundamentalmente tiene que ver con el rescate prehospitalario como con el traslado secundario crítico que es el que se realiza con pacientes de alta complejidad, que requieren monitorización permanente o ventilación mecánica, entre hospitales de la red asistencial de O'Higgins, con la macrored y con la red de hospitales de derivación del servicio de salud".

Bajo esta misma lógica es que también se están "Aquilatando antecedentes para mejorar y optimizar el trabajo del Centro Regulador, dándole mayor potestad y una mayor capacidad resolutiva a los médicos reguladores dentro de la Red de Urgencia, para lo cual estamos trabajando con la Red de Urgencia, ya que los pacientes categorizados como C1 y C2 deben ser moderadas las respuestas la atención, a través del médico regulador, con cada una de las urgencias de los hospitales más grande, ese es un trabajo técnico importante que hay que ir potenciando".

Finalmente, Osvaldo Pontigo señala que también se debe potenciar el trabajo con el intersector y, por ejemplo, con Onemi se ha buscado optimizar los procesos de información y coordinación ante eventos o catástrofes de cierta magnitud, para lo cual el 1 de febrero se realizará un simulacro radial con el Centro de Alerta Temprana de Onemi, el Centro Regulador de SAMU y las urgencias de los hospitales que hoy día tienen equipos de radiocomunicaciones comunicaciones UHF/VHF.