Junta Electoral de Cardenal Caro

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Junta Electoral Colchagua

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Junta Electoral San Vicente

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Profesores-Alumnos-Apoderados: Una nueva forma de educar a Chile

Noticias

En los procesos educacionales de toda índole (enseñanza básica y media), en casi el 100 % de las ocasiones la prioridad está puesta en torno de como las instituciones académicas se concentran en la calidad educativa a través del curriculum a impartir a los alumnos. 

Luego vienen los Profesores que ejecutan ese curriculum o plan formativo, que está prediseñado y que es muy extenso como para poder abordar en profundidad cada materia en 1 año, dejándole poco espacio a la creatividad del profesor y del alumno.

Pero si hurgamos un poco más, en la mayoría de los colegios el equipo de trabajo esta disgregado, la mayoría vive en su rol profesional, existiendo muy poco tiempo para el descanso, el ocio y el compartir con los demás colegas, existiendo poco espacio y tiempo para compartir, para saber más allá de quien es la persona que está vistiendo ese traje de educador y que supuestamente se lo saca post trabajo, volviendo a ser el papa, la mama, amigo, abuelo, el tío y no el profesor. Bajo este punto de vista y pensando en la calidad educativa, una de las preguntas sería; ¿los profesores saben mínimamente quien es ese colega que está detrás del traje, o sea, quien es el ser humano que lo enviste?, ¿saben de sus penas y alegrías, de sus sueños y devenires? Además, queremos calidad educativa y los profesores junto con los apoderados ni siquiera se conocen en ámbitos humanos-relacionales, aparte de los profesionales y técnicos. No se conocen como seres humanos que comparten un proceso educativo en post de otra persona que depende de Ellos en gran medida. No saben aspectos relevantes de sus vidas, sus historias, que siempre podrían generar en conjunto, un ambiente resiliente, emotivo, amoroso y propicio para enfrentar el día a día educativo desde ambos frentes, tanto como apoderados y como maestros/as.

¿Qué tal si partimos en primer lugar por propiciarle calidad de vida y tiempo a los profesores/as para que aumente esa integración y coordinación humana para conseguir nuevos resultados en el aula y en la familia?

Por su parte, están los alumnos y sus problemáticas que son múltiples; desde el comportamiento, trastornos psicológicos y psicomotores, rendimiento escolar, estrés post pandemia, etc. Sabemos que la educación emocional esta al debe con Ellos y que, en los contenidos o planes y programas, no está considerado de manera relevante el desarrollado socio-afectivo, ni el manejo por parte de los alumnos de las emociones y como saber canalizarlas. 

Tampoco está inserto en la Educación ortodoxa, el cómo desarrollar el 90% de la comunicación del ser humano que es más bien corpórea, en la amplia dimensión de los 5 sentidos y que no está basada en la palabra.

Casi el 100% de la educación está basada en la palabra (educación logocéntrica), que es aproximadamente el 10% de la comunicación total entre los seres humanos, pero ¿dónde dejamos el otro 90 %? ¿No sería mejor integrar la palabra, pero con una intensión amorosa de enseñar, ya que sabemos que esta construye realidades en el ser humano y que, al unirla con ese otro altísimo porcentaje de comunicación no verbal, podría conseguir resultados óptimos e inesperados?

Toda decisión pasa primero por una premisa emocional antes que racional decía “Humberto Maturana” (científico y pensador chileno). Mientras nosotros como sistema educativo, seguimos tratando de desarrollar el área lógico-matemática y lingüística, siguen en desmedro las demás inteligencias múltiples que posee el ser humano propuestas (H. Gardner) y donde la educación emocional no es nombrada, pero que se supone es parte de la inteligencia intrapersonal, extra personal, musical, naturalista etc.

Finalmente llegamos a los apoderados, que son protagonistas absolutos del proceso de enseñanza de sus hijos. Ellos definitivamente y en general, no están considerados en este proceso, ya que estos últimos, solo son informados de los resultados de cada materia o del comportamiento del alumno en la clase, pero no del como cada apoderado en particular podría potenciar en conjunto con el profesor/a en el alumno, su desarrollo emocional e intelectual, para así crecer y formarse en una comunidad educativa integrada por Profesores-Alumnos-Apoderados como una sola entidad que persigue los mismos objetivos y que rema hacia un mismo horizonte, donde el apoderado se sienta responsable y participe del proceso educativo de su hijo/a, y se sume al mismo, pero desde una mirada más integral.

Escasamente el apoderado está considerado en este aspecto del proceso enseñanza-aprendizaje de los alumnos, sabiendo por formación académica y por lógica, que ahí se encuentra el génesis educativo que marca en gran parte el rumbo de la persona en su desarrollo personal, socio-afectivo, cognitivo-intelectual, relacional y humanitario, que lo marcará el resto de su vida.

Por lo mismo ¡integremos a los apoderados! y generemos esta triada que vaya en la dirección de reeducar, pero especialmente en aspectos emocionales. De permitirnos como grupo, crecer en resiliencia, sobreponiéndonos a las múltiples dificultades que se generan en el día a día educativo, sacando adelante la hermosa y compleja tarea de educar.

Todo esto permitirá formar personas más integrales con una visión más amplia y consciente de su mundo interior, del mundo social y de su entorno.

Con la fusión integradora del Profesor-Alumno-Apoderado, tendremos si o si, una comunidad educativa más sana, consciente, eficiente y, por lo tanto, Feliz.

Si quieres beneficiar a tu comunidad educativa ¡ponte en contacto con nosotros!

 

Freddy Farías Madriaza

Profesor de Ed. Musical, Mg. en Musicoterapia.

Director de Educación en Redsiliencia.org

Fono +569 62 56 6307

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Rancagua

22°

Soleado
San Fernando

23°

Soleado
San Vicente

19°

Soleado
Pichilemu

16°

Soleado
Santa Cruz

23°

Soleado