Logran adiestrar y dar en adopción a 40 perros callejeros en Graneros

Noticias
Tipo de Letra

Llevaron alegría y lograron alumbrar con sonrisas los rostros en las sombras de la reclusión, sacando lo mejor de cada uno de los jóvenes internos del Centro de Internación Provisoria y Centro de Reclusión Cerrada (Cip-Crc) de Graneros, que se certificaron con conocimientos básicos de entrenamiento canino, luego de adiestrar a 40 perros que el municipio local retiró de las calles para dar en adopción.

Un trabajo mancomunado liderado por la Corporación Trapëm, en conjunto con el Servicio Nacional de Menores, Sename, y la Ilustre Municipalidad de Graneros, quienes en el transcurso de tres meses pusieron en marcha el Programa de Tenencia Responsable de Animales de Compañía, instancia financiada por la Subsecretaria de Desarrollo Regional y Purina.

El alcalde de la comuna, Claudio Segovia, señaló que "Hoy hemos sido testigos de la entrega, amor y por supuesto experiencia que han vivido los jóvenes, con estos perros, algunos con historias de vida terribles en las calles, los que pudimos rescatar a través de la oficina del Medio Ambiente y el vínculo que se ha generado, entre ellos es increíble. Así que los felicitamos, así como a la Corporación Trapëm y todos quienes aportaron su grano de arena para lograr el entrenamiento y ser objeto de interés y para darlos en adopción responsable, que es lo que todos queremos".

Fueron 40 perros que en tres instancias que pudieron probar a sus líderes y entrenadores, que con amor podían cambiar su vida.

Francesca, interna del SENAME en Graneros, señaló que "Pensé que no podría, porque era muy difícil y distintos los tres perros que me tocó entrenar (...) de todos aprendí bastante. Pero además me permitió retarme a mí misma y saber qué con constancia lo podía lograr. (...) No fue fácil, pero sabemos que ahora ellos no estarán más en las calles".

Para el director (s) del centro de justicia en Graneros, Hugo Serrano: "Hoy googleamos Sename y vemos que nos muestra jóvenes contentos y animales felices con un proyecto único en su categoría en el país, donde jóvenes que enfrentan procesos judiciales saldrán con un oficio, lo que esperamos que les sirva afuera, no quiero verlos más aquí, por lo que agradecemos a todos quienes pusieron su granito de arena para este proyecto".

Proyecto que se espera pueda ser replicado por la Corporación Trapëm en distintas comunas para seguir transformando la vida de los animales que tanto bien le hacen al ser humano y junto a ello, que representan una oportunidad de reinserción para estos jóvenes infractores de Ley, que tanto necesitan de amor sin condiciones./