En Hospital San Fernando se realizó pionera técnica quirúrgica en paciente con acalasia esofágica

Noticias
Tipo de Letra

Esta operación, de carácter ambulatoria, permitirá al paciente poder alimentarse de forma normal.

Nuevamente, Hospital San Fernando marcó un hito en la medicina moderna, ya que en el Servicio de Pabellones se realizó una inédita cirugía denominada "miotomía endoscópica peroral (POEM)" para pacientes diagnosticados con acalasia esofágica, enfermedad que afecta el esfínter esofágico inferior y que produce la "disfagia", dificultándole a la persona tragar los alimentos sólidos y líquidos.

Dr. Fernando Uribe Reyes, médico cirujano del hospital, entregó detalles de esta inédita intervención que fue realizada por el Dr. Sergio Rubel Cohen, jefe del centro de diagnóstico endoscópico terapéutico del Hospital Barros Luco de Santiago; y que trata de un procedimiento quirúrgico, que contó con el apoyo técnico del equipo multidisciplinario de los servicios de Pabellones y Endoscopia del centro asistencial sanfernandino.

"La operación fue a un paciente beneficiario de la red asistencial que estaba con una enfermedad que se llama acalasia, que consiste en una ausencia de la relajación del esfínter esofágico inferior y una aganglionosis, es decir, no hay ganglios, no hay conducción nerviosa a nivel de la musculatura del esófago. En el paciente se traduce en una disfagia, una dificultad para la deglución que es ilógica, tanto para alimentos sólidos como para líquidos; esto obviamente complica la vida diaria de la persona porque no puede tragar", señaló en primer término el doctor Uribe.

Agregó que con esa sintomatología, al paciente se le realiza la consulta para efectuarle todo el estudio necesario: "Que consiste en una manometría de alta resolución que no contamos en ninguna parte de la región, y que se tuvo que hacer en Santiago; sumada a una pHmetría, que es un examen de 24 horas que evalúa el reflujo gastroesofágico. Con todo eso listo, más el estudio preoperatorio, me contacté con mi formador, el doctor Sergio Rubel, quien accedió inmediatamente a prestarnos su ayuda y venir a intervenir al paciente".

Al ser una intervención "inédita", tuvo la presencia de gran parte del equipo de cirujanos del hospital, así como también el apoyo del equipo de los servicios de Pabellones y Endoscopía. "Efectivamente, la cirugía clásica para estos pacientes es la denominada Miotomía de Héller, que es una intervención que se hace actualmente de manera laparoscópica y antiguamente se hacía de manera "abierta" o laparotómica, que igual es mínimamente invasiva, pero el POEM es sin incisiones ya que se desarrolla por vía endoscópica. El paciente tiene muchas ventajas como no quedar con incisiones en la piel, su recuperación post-anestésica es más rápida y requiere menos tiempo de hospitalización; la reincorporación a sus labores cotidianas es menos compleja y la deglución es más pronta. Por ser una intervención inédita, generó una expectativa en nuestro hospital porque, a pesar que esta técnica cumplirá 15 años de su introducción en el mundo, en nuestro país debe llevar unos 3 años establecida, donde el Dr. Rubel es uno de los pioneros. Y como no es tan masiva y el diagnóstico de acalasia no es tan frecuente, nunca se había podido realizar una operación así en la región, solamente en Santiago".

¿En qué consiste esta intervención?

Doctor Sergio Rubel Cohen fue el facultativo encargado del procedimiento quirúrgico en Hospital San Fernando. "Esta es una intervención muy novedosa porque es mínimamente invasiva, prácticamente ambulatoria con una estadía de menos de 24 horas en el hospital; consiste en operar al paciente vía endoscópica. Nosotros hacemos un "tajito" (incisión) en la mucosa del esófago, donde fabricamos un túnel de alrededor de 20 cms. en la submucosa en una de las capas de la pared del esófago hasta el estómago, pasado el esfínter esofágico inferior que es el que no se abre en el paciente y no les permite comer. Luego, cortamos la capa muscular del esófago y los 3 primeros centímetros del estómago, haciendo que esta se separe y se relaje, por lo tanto, no cierra el esfínter esofágico inferior; posteriormente sellamos el orificio de entrada de la mucosa y probamos que esté todo bien", manifestó el facultativo.

Lo novedoso es que es una cirugía sin incisiones externas, por tanto el dolor postoperatorio es mínimo; "Además, permite el alta del paciente prácticamente a las seis horas. La persona inicia su realimentación vía oral, con régimen líquido y papilla por 10 días y luego hace su vida normal sin ninguna restricción", señaló el Dr. Rubel.

Respecto a su visión sobre el apoyo entregado por facultativos, profesionales y técnicos del Hospital San Fernando, el médico lo calificó de "Espectacular. Conozco mucho a Fernando (Uribe), como también al Dr. Julio Contreras, quien es el jefe del Servicio de Cirugía de este hospital; hemos estado siempre en contacto, he venido anteriormente a presentarles cirugías endoscópicas; Fernando se formó conmigo, así que trabajé súper cómodo; el equipo del Hospital de San Fernando es muy afiatado, tienen todos los instrumentos y accesorios que se requieren para este tipo de intervención quirúrgica; es un centro asistencial muy bien implementado", finalizó el experto./