Investigador UTalca probará tecnología emergente en alimentos contaminados con bacteria resistente a los antibióticos

Noticias

Aníbal Concha, académico de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Talca, probará la eficacia del aire ionizado con una fuerte descarga eléctrica, en el manejo de cepas resistentes de Listeria Monocytógenes.

Desde 2008 a la fecha, los casos de listeriosis se han quintuplicado en Chile, según datos del Ministerio de Salud. La responsable es la Listeria Monocytógenes, una bacteria presente en los alimentos que provoca una infección considerada grave y que, además de vómitos, convulsiones y fiebre, puede provocar la muerte, especialmente en personas mayores.

Pero no solo la incidencia ha aumentado, también se ha identificado que algunas cepas han desarrollado resistencia a los antibióticos. Lo grave de ello es que puede alojarse en alimentos que no necesariamente se cocinan como quesos, lechuga, jamón y salmón ahumado.

Son precisamente estos productos los que serán usados para estudiar el impacto de una tecnología emergente en la eliminación de Listeria Monocytógenes resistente. En ello se enfoca la investigación que Aníbal Concha, académico de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Talca (UTALCA), adelantará en el marco de su proyecto Fondecyt.

"Usaremos plasma, no el sanguíneo sino el estado de la materia. En este caso es un gas ionizado, es decir, se le agrega mucha energía para que adquiera características de plasma. Vamos a trabajar específicamente con aire y la característica es que será plasma frío que también puede generarse, por ejemplo, durante una tormenta eléctrica", explicó Concha.

El investigador añadió que "Estas descargas eléctricas en el gas generan otras partículas como ozono, nitrógeno, luz UV, que también tienen efectos antimicrobianos". En su laboratorio trabajará con alimentos contaminados con listerias resistentes para evaluar "Qué tanto soportan el plasma y, además, estudiaremos las superficies en contacto con estos productos como el acero inoxidable y ciertos plásticos, muy comunes en la industria".

En definitiva, el estudio busca comprender cómo la resistencia a los antibióticos en esta bacteria puede afectar la efectividad del plasma atmosférico frío en productos alimenticios y superficies.

Debido al uso y abuso de antibióticos, tanto en la medicina humana como a nivel veterinario, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha advertido que, para 2050, más de 2 millones de muertes serán causadas por infecciones resistentes a antibióticos en Norteamérica, Europa y Australia; por ello, evaluar otras alternativas para el control de bacterias en alimentos que no son sometidos a cocción, puede tener un impacto significativo en su producción y en la salud humana.

ETAPAS DE LA INVESTIGACIÓN

El académico Aníbal Concha se adjudicó un proyecto del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) Regular que otorga la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID). Su ejecución iniciará en 2021 y en ese primer año realizará los estudios microbiológicos para observar cómo se comportan estas bacterias ante el tratamiento con plasma.

Durante el segundo año de ejecución, abordarán "Los efectos en las propiedades organolépticas de los alimentos como textura, color y apariencia general y también tendremos aspectos sobre por cuánto podríamos asegurar su inocuidad en el tiempo".-