"El Milagro de los Andes" de Jorge Balocchi Carreño y Pedro Marchant Villanueva

Artículos
Tipo de Letra

"Este libro no es de sus autores, lo escribió la ciudad de San Fernando en los memorables días que acogimos a los hermanos uruguayos" , palabras del profesor Pedro Marchant"

¡¡¡San Fernando, Chile, Urgente!!!

El mensaje pregonero de "Chito" Morales, llega a los corazones sanfernandinos y traspasaron el mundo!!!

¡VIVEN! ¡Los jóvenes deportistas uruguayos desaparecidos en la Cordillera de los Andes, están con vida! Y, empiezan las noticias:

Cerca del Volcán Tinguiririca a 400 metros de altura se encuentra parte del avión siniestrado, de los 40 pasajeros y cinco tripulantes que aquel 12 de Octubre de 1972 despegara de Uruguay con destino a Mendoza aún permanecen 16 con vida.

Y, San Fernando en vísperas de Navidad, se moviliza, se emociona, se convulsiona, se prepara, comenta, participa, queremos cerciorarnos que es verdad, saber los detalles del encuentro y del rescate, los nombres de los sobrevivientes, etc
Los primeros protagonistas son el puentenegrino arriero Don Sergio Catalán que resumió toda su hazaña y reconocimiento brindado por ellos y el país hermano, con las palabras "solo cumplí con mi deber". El a la cabeza con sus dos hijos, con sus ayudantes, los baqueanos Juan Farfán, Enrique González, Armando Cerda, estos dos últimos compartieron su pan y queso en el puesto de Los Maitenes con los adelantados y héroes de la jornada los rugbistas uruguayos: Roberto Canessa (19 años) y Fernando Parrado (23 años)

Del Retén Fronterizo de Puente Negro: el Sargento 1* Orlando Menares, los carabineros Elino Mira y Guillermo Valdés y el brigadistas forestal Jaime Reyes Parra.

El Hospital de San Fernando se prepara para recibirlos con su Director, doctor Fernando Baquedano, los médicos José Manuel Ausín, Eduardo Arriagada, Sergio Valenzuela y José Melej, el practicante Vicente Espinoza y la auxiliar de enfermería Gloria Villablanca y el chofer de la ambulancia Fernando Calquín. Regimiento Colchagua con su Comandante Enrique Morel, Fotógrafo militar Luis Meza Muñoz., Rafael López Briones, alcalde de la ciudad, Rafael Cumsille, presidente del gremio del comercio, Roberto Silva Saavedra, presidente del Centro Cultural Museo Lircunlauta. Prefecto de Colchagua Comandante Ibar Muñoz Peña, Capitán de Carabineros Leopoldo Curbis.
Diario Sexta Región de San Fernando, con sus reporteros, Alejandra Catalán F. y Carlos Silva Hernández, hoy director del medio de comunicación.

Los trabajadores de Vialidad, (reparando el camino a las Termas del Flaco): Iván Francini, José Jiménez, Daniel Chacón, Dagoberto Peñaloza.

Se formó una cadena solidaria entre San Fernando y Puente Negro poniéndose en función todos los equipos de transmisión gracias a los radioaficionados entre ellos Luis H González, discípulo del primer radioaficionado de San Fernando Don Segundo Cádiz R.

Los pilotos del Club Aéreo de San Fernando: Hugo Paredes S. y Héctor Soto M.

Andinista Claudio Lucero del Cuerpo de Socorro Andino, Sacerdote Iván Caviedes, quien dio cristiana sepultura a los que tomaron rumbo al cielo en la helada cordillera.

Estas personas y otras que sin nombrarlas fueron participantes activas de esta hazaña, ya ascendieron a la eternidad sin embargo sus nombres impresos en el libro "El Milagro de los Andes" que nos muestra la participación colchagüina y como lo menciona uno de sus autores, el Dr. Balocchi "hemos intentado rescatar el valor espiritual y cultural de un hecho histórico, que San Fernando, especialmente su juventud, no podía olvidar"

Creo que este libro es un tesoro cultural invaluable para la "comarca de San Fernando", un regalo que los autores, el profesor Pedro Marchant V. y el Doctor Jorge Balocchi C. nos han ofrecido, producto de un acucioso, dedicado, esmerado trabajo investigando y recopilando la información de la fuente misma de donde se produjeron los hechos, con fotos, mapas, con la emoción y el cariño que sentimos cada persona de San Fernando, cuando entre las campanadas de la iglesia, las sirenas, los pañuelos al aire, los aplausos, vimos atravesar la avenida los vehículos que transportaban esos jovencitos volviendo a la vida que habían vencido el hielo cordillerano y el hambre que carcomía sus entrañas y al padre de uno de ellos Carlos Páez Vilaró que nunca perdió la esperanza de encontrar a su hijo.

En esa jornada las lágrimas corrieron silenciosas y hasta el día de hoy, después de 47 años el solo recuerdo nubla nuestro mirar...

Esperamos una nueva edición de:
"El Milagro de Los Andes"

BESSY ZÚÑIGA PAREDES