Proyecto de portabilidad financiera

Noticias
Tipo de Letra

Hoy tenemos una muy buena noticia para millones de familias chilenas, porque vamos a firmar un proyecto de ley, el proyecto de Portabilidad Financiera. ¿Qué significa esto? Que las personas y las familias van a tener el sartén por el mango y van a poder escoger cuando adquieran un crédito, lo que más les convenga y de esta manera van a poder ejercer su derecho a que los traten con respeto y elegir lo que más les conviene.

"En un crédito hipotecario, cuando usted entrega la hipoteca de su casa, queda prácticamente cautivo de ese banco, porque es muy difícil cambiarse. Hoy día para cambiarse de banco, hay que pagar las comisiones de prepago, hay que hacer una nueva tasación, hay que hacer una nueva hipoteca, gastos legales, pagarle al notario, pagarle al Conservador, toma mucho tiempo y cuesta muy caro, casi un millón de pesos. Esta ley cambia radicalmente esta situación", señaló la Seremi de Gobierno Milena Acevedo.

La autoridad sostuvo que el proyecto va a ingresar al Congreso y "esperamos que el Congreso lo apruebe con mucha rapidez porque va en beneficio de las familias chilenas, y es una muy buena noticia para millones de familias chilenas que, muchas veces, sienten que, por estar amarradas con un banco o una institución financiera, el banco no las trata como se merecen. Eso va a cambiar gracias a este proyecto".

El presidente Sebastián Piñera, acompañado por el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y el Ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, anunció hoy un paquete de medidas que buscan facilitar a las personas cambiarse de una institución financiera a otra, a través de la creación de la figura de la Portabilidad Financiera.

Este proyecto busca replicar el modelo de portabilidad numérica impulsado por el Jefe de Estado en 2011.

El objetivo es generar condiciones más fáciles para que una persona y las Pequeñas y Medianas Empresas puedan cambiar de institución financiera sin realizar trámites engorrosos como ocurre en la actualidad, y sin tener que acudir físicamente a una institución y así poder elegir la entidad con los servicios y tarifas más convenientes para su bolsillo y en el momento que lo estimen pertinente.

Con la portabilidad numérica implementada por el Presidente Piñera en 2011 se logró dinamizar el mercado de teléfonos celulares (18 millones de números portados) y aumentó la competencia, logrando que los valores de los servicios bajaran de manera importante y beneficiando directamente a los usuarios. Con este proyecto de Portabilidad Financiera se espera generar el mismo resultado.

Los productos que se podrán portar son los créditos hipotecarios, cuentas corrientes, líneas de crédito, créditos automotrices, créditos de consumo y tarjetas de crédito, entre otros.

En promedio, los hogares que tienen deudas destinan aproximadamente un 25% de su ingreso mensual para pagar intereses y amortizaciones de sus obligaciones financieras, porcentaje que aumenta para los estratos de ingresos más bajos.

El proyecto permitirá que los hogares chilenos aumenten sus recursos disponibles para consumo, mejorando su bienestar y fomentando el dinamismo de la economía.

Beneficia el refinanciamiento de todo tipo de créditos, incluyendo el Hipotecario (1 millón de hogares), créditos de consumo (2,6 millones de hogares) y Automotrices (200.000 hogares).

Actualmente, en el caso de refinanciamiento de los créditos hipotecarios, en promedio, el deudor debe desembolsar más de $560 mil y, pasar por un proceso que puede durar alrededor de 75 días. Se estima que este proyecto puede disminuir los costos de un refinanciamiento hipotecario a $244.000 y el tiempo a 30 días.

En México una reforma financiera similar el 2014 logró que la tasa de refinanciamiento pasara del 1,6% al 14,3%, entre los años 2013 y 2015. Con este proyecto se esperan lograr resultados tan importantes como esos y así impactar positivamente en el bienestar de los ciudadanos.

La forma en que operará este sistema es la siguiente:

•Cualquier persona o PYME que esté interesada en cambiarse de institución financiera o en refinanciar sus créditos, deberá solicitar a la entidad de la cual es cliente un certificado de liquidación, el que contendrá la individualización de todos sus productos, junto con la tasa y comisiones aplicables y el valor que debe desembolsar para prepagar cada uno de sus créditos.

•Este certificado podrá solicitarlo de manera online. Actualmente, la solicitud debe ser presencial.

•Con este certificado, el cliente podrá cotizar préstamos y productos en otras entidades crediticias.

•Si la persona o empresa obtiene condiciones más favorables, o si por alguna razón no está conforme con los servicios y atención de su actual institución financiera, podrá presentar una Solicitud de Portabilidad Financiera en la nueva entidad seleccionada.

•El PdL estandariza la información de los certificados para su mejor comprensión. Se establecen contenidos mínimos para el certificado de liquidación y estos serán regulados en el proyecto de ley. De esta forma, el deudor podrá comparar de manera fácil las condiciones ofrecidas por su actual institución financiera y las ofertas realizadas por otras instituciones.

•Una vez que el cliente elija la institución que le hace la oferta más conveniente firmará con esa institución una solicitud de portabilidad financiera, la que gatillará, a través de la comunicación entre instituciones, el proceso de cierre de los productos financieros que tenga con su actual institución. Es decir, el Cliente podrá realizar el cierre de sus productos a través de su nueva institución financiera, sin necesidad de comunicarse con su proveedor actual de servicios. Actualmente, el cliente debe hacer los trámites y la mayoría de ellos son de forma presencial.

•También se crea la figura de la Subrogación para evitar la constitución de nuevas garantías, ahorrando todos los costos y tiempos necesarios de este proceso. Por ejemplo, para el refinanciamiento de créditos hipotecarios no se necesitará la generación de una nueva hipoteca, sino que se deberá realizar solo una anotación al margen de la ya existente.

• Adicionalmente, se eliminan todos los costos monetarios y de tiempo asociados a la constitución de nuevas garantías. Esto, porque a través de una figura de subrogación se entiende que legalmente siguen vigentes las garantías de sus créditos actuales, cambiando solo la institución beneficiaria de dichas garantías.

Beneficios concretos del proyecto:

• Debido a la mayor competencia en la oferta de productos y servicios financieros, con este proyecto se beneficiarán todos los usuarios de productos financieros.
• El 97% de la población adulta del país tiene algún producto financiero.
• Más de 3.8 millones de hogares tienen cuentas vista,
• Existen 4 millones de cuentas corrientes,
• Hay 20 millones de tarjetas de crédito vigentes.
• El 97,1% de las de las pequeñas empresas y, un 93,9% de las micro empresas tienen algún instrumento financiero.
• Este proyecto disminuirá los costos de financiamiento para las micro y pequeñas empresas, lo que les permitirá expandir su producción, y contribuir al crecimiento económico y a la creación de más puestos de trabajo.
- Junto a este proyecto de ley, se presentará una medida adicional que implica una rebaja del 50% de los aranceles de los Conservadores de Bienes raíces para los casos de refinanciamiento de los créditos hipotecarios.
- Estos anuncios se sitúan en una coyuntura histórica de bajas tasas de los créditos. La tasa de interés promedio actual para compra de vivienda está en el menor nivel en los últimos 17 años con un valor de 2,7% a junio 2019.
- El PdL tendrá urgencia para que sea aprobado, con la colaboración del Congreso, antes de 1 año.
- La rebaja de los aranceles entrará en vigor durante agosto de este año.

TIP

El año 2017 existían más de 560 mil micro y pequeñas empresas que tenían deudas en el sistema bancario, esto representa aproximadamente un 65% del universo total de empresas./