Algueras de Pichilemu rescatan recetas ancestrales

Noticias

Recolectoras de orilla han sabido mantener e innovar con preparaciones heredadas de sus madres y abuelas que ahora venden como toda una novedad: panqueques, ceviches, sopaipillas y cuchuflís rellenos con cochayuyo son parte de su oferta gastronómica. Para algunos, un desafío al paladar, para ellas, el rescate de sabores y saberes, mediante el emprendimiento.

Hace algunos años las 25 integrantes del Sindicato de Mujeres Trabajadoras Independientes, Pescadores y Recolectores de algas y mariscos de orilla de la comuna de Pichilemu se dedicaban a eso, recolectar y vender la tradicional maleta de cochayuyo.

Con el paso del tiempo y el boom de las ferias gastronómicas, decidieron innovar pero desde un conocimiento ancestral al que echaron mano: las clásicas recetas (no muy conocidas por quien no ha vivido en la costa toda su vida). Así, comenzaron a preparar sopaipillas de algas, a rellenar churros con dulce de cochayuyo, panqueques, mermelada, charquicán, guisos y todo lo que se pueda imaginar posible de elaborar con esta materia prima y un poco de imaginación.

Delfina Mancilla, presidenta de la agrupación, explica que hasta hace unos 4 años "Sólo vendíamos cochayuyo, pero fuimos aprendiendo de nuestras madres y abuelas las recetas antiguas, las fuimos adaptando y nos sumamos a ferias gastronómicas con mucho éxito, con un producto rico en propiedades y muy llamativo, que nos ha traído buenos resultados".

Así las codas, este año decidieron dar un paso más en la consolidación de su emprendimiento y postularon al Programa Apoyo a Organizaciones Productivas del Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, logrando adjudicarse la suma de 9 millones de pesos, que han sido invertidos en cocina, congeladora, utensilios para cocinar, y otro equipamiento que facilitará su proceso productivo: "Hasta ahora nos teníamos que conseguir cosas, usar un horno de barro, ver el tema de la leña, en cambio con esto, podremos cocinar con más facilidad, en el lugar donde lo hacemos siempre, pero con nuestras cosas", señala la recolectora.

Con el verano a la vuelta de la esquina, esperan que la actividad turística se reactive y ponerse manos a la obra a cocinar: "Vamos a empezar a ofrecer nuestros platos los fines de semana y sabemos que nos va a ir bien, por eso, estamos muy agradecidas del FOSIS, este proyecto ha sido maravilloso, nunca nos habíamos ganado un proyecto de esta envergadura", señala Delfina, emocionada. Y agrega "Ahora todo lo que tenemos es gracias al FOSIS".

Para el director Regional del FOSIS, Juan Ignacio Pino Manubens, esta iniciativa vienen a entregar respuestas concretas a emprendedores asociados, a través de recursos y asesoría técnica que les permitirá potenciar y consolidar su negocio. "Para nuestras emprendedoras y emprendedores han sido meses muy difíciles. Por eso desde el Gobierno de Chile, la Presidencia de la República y el FOSIS hemos apoyado el emprendimiento y a nuestras Organizaciones Productivas por medio de estos programas especiales para entregar herramientas y recursos frescos para el impulso de los distintos negocios. Por lo mismo, en nuestra región no solo debemos mirar la cordillera y el campo como sectores productivos, sino que debemos potenciar el mar y todas sus bondades para que nuestras emprendedoras y emprendedores puedan beneficiarse de sus recursos, promoviendo la cultura, el cuidado del patrimonio natural y el mejoramiento de la calidad de vida", señaló el director Regional
Junto con las algueras de Pichilemu, otras 9 organizaciones se vieron beneficiadas con recursos para sus emprendimientos, con una inversión directa de $90 millones de pesos, más la asesoría técnica y acompañamiento durante el tiempo que dure el proyecto. Una iniciativa que viene a aportar a la recuperación del empleo y la reactivación de la actividad económica de la Región.

Rancagua

14°

Despejado
San Fernando

13°

Soleado
San Vicente

15°

Despejado
Pichilemu

12°

Despejado
Santa Cruz

13°

Soleado