El impacto de una mala nutrición en tiempos de pandemia

Noticias

La nutricionista del Hospital de Marchigüe, Francisca Yáñez, entregó ciertas recomendaciones de alimentación, para evitar el sobrepeso y mejorar el sistema inmunológico.

La pandemia y el confinamiento han traído variadas consecuencias en nuestras familias y rutinas diarias. Sin duda alguna, lo que más ha cambiado es la forma de alimentarnos, ya que existe un menor gasto energético y una mayor ingesta de carbohidratos. Esta combinación, a juicio de los expertos, es muy peligrosa, especialmente para quienes tienen algún tipo de sobrepeso o poseen una enfermedad crónica, como Diabetes o Hipertensión. Una alimentación equilibrada y la realización de una actividad física, al interior de los domicilios, son claves para mantener un sistema inmunológico adecuado para enfrentar la pandemia de Covid-19 y en general, todas las enfermedades asociadas al periodo invernal.

La nutricionista del Hospital de Marchigüe, Francisca Yáñez, relevó que "Para lograr una alimentación saludable lo primero es hacer una planificación de nuestra alimentación, para que sea variada. Lo principal en pandemia es evitar ir a los dos extremos. No se recomienda realizar dietas en este período, pero tampoco consumir excesivamente. La consigna es mantener una dieta equilibrada, para fortalecer nuestro sistema inmune. Si integramos alimentos de todos los grupos podremos consumir la mayor cantidad de nutrientes. Esto, junto sumado con la realización de la actividad física, tendremos lo suficiente para enfrentar esta pandemia".

Para lograr lo anterior, la profesional insistió en que "lo importante es respetar los horarios de las comidas y tener colaciones. Lo ideal es planificar nuestra alimentación semanal, con frutas, verduras, legumbres, pescados enlatados reducidos en sal, huevos y lácteos. Consumir una reducida porción de carne. Asimismo, debemos lograr un equilibrio, a través de la ingesta de agua y actividad física en el hogar. Si somos ordenados nos podemos salir un poco de la norma durante el fin de semana.

Hacemos hincapié en tener mucho cuidado con el consumo de harinas blancas, especialmente el pan. Las otras recomendaciones son evitar el azúcar, el sodio en los alimentos y de grasas saturadas que vienen en las cecinas, mayonesas, y en las frituras en general", recalcó.

Con respecto a los snacks o colaciones, entre comidas, Francisca Yáñez, recomienda que "Evitemos las golosinas. No comamos todos los días dulces o pasteles. Evitemos comer a diario papas fritas, ramitas, todos los snacks, tanto dulces como salados.

En cuanto al consumo de líquidos, nuestra prioridad para la hidratación siempre debería ser el agua, que es más económica y saludable que las bebidas gaseosas o néctar", concluyó.-