Así trabaja Hospital San Fernando ante posible llegada de coronavirus

Noticias

Con 10 casos confirmados en el país, el centro asistencial se ha estado preparando bajo los lineamientos MINSAL.

Al igual que los hospitales de referencia de la Región de O'Higgins respecto al plan de acción MINSAL sobre el nuevo coronavirus (COVID-19), Hospital San Fernando se ha preparado para recibir posibles contagios, más aún después de conocer los primeros casos confirmados en nuestro país.

Marcela Torres, enfermera encargada (s) del Programa de Control de Infecciones (PCI), dio a conocer las principales medidas que se están desarrollando en el centro asistencial sanfernandino respecto de esta materia, indicando en primer término que "Ésta nueva enfermedad emergente corresponde a una familia de virus que ha presentado tres brotes, uno en 2003 con el SARS, luego en 2012 con el MERS y actualmente el COVID-19. Dentro de esta familia de enfermedades respiratorias, las principales sintomatologías son: tos, fiebre alta y síndrome respiratorio agudo".

LA PREPARACIÓN

"Tras la primera alerta internacional, Hospital San Fernando, siendo un referente en la red del Servicio de Salud O'Higgins, puso en marcha un plan de contingencia que ha contemplado diversas actividades destinadas al dominio del tema: Videoconferencias convocadas por MINSAL dirigidas a equipo directivo, supervisores y encargados de Servicios; se han elaborado flujos de proceso de atención y dos simulacros, el primero realizado en conjunto con la Unidad de Prevención de Riesgos de nuestro establecimiento y destinado a capacitar al personal no clínico y el segundo en colaboración con Hospital de Sta. Cruz. Además, se han realizado capacitaciones a los diversos equipos de trabajo sobre la importancia del lavado de manos, la implementación y correcto retiro de protección personal, puntos fundamentales en la prevención del contagio y en los que como PCI seguiremos haciendo hincapié", manifestó Marcela Torres.

La profesional agregó que "Elaboramos un power point, donde se señala las medidas precautorias estándar como son los tipos de aislamiento que se debe aplicar en caso de COVID-19, el uso correcto de la mascarilla N-95, la cual es desechable (solo en el caso de COVID-19), entre otras indicaciones. Asimismo, realizamos una capacitación a personal de Unidad de Lavandería para instruir acerca de las medidas que deben utilizar al recibir ropa contaminada. Y recientemente, se llevó a cabo una capacitación masiva para todos los funcionarios(as) del establecimiento".

SIMULACRO Y TRABAJO CON LA SEREMI DE SALUD

El simulacro interno desarrollado en el centro asistencial correspondió una capacitación desde el Servicio de Urgencia hasta UCI, incluido Laboratorio Clínico: "Resultando una actividad muy útil para observar los puntos a mejorar", aseveró la enfermera.

Además, la SEREMI de Salud O'Higgins será la responsable de conducir la investigación epidemiológica para corroborar que el caso cumpla con la definición: "Tal como en otras situaciones similares, será la SEREMI a quienes informaremos, a espera de sus indicaciones, además de los resultados correspondientes para confirmar el posible contagio. Dependiendo de su condición de salud, el paciente será derivado a la unidad de aislamiento correspondiente", manifestó la profesional.

¿Qué se hace en el manejo de contacto?: "Los contactos cercanos con los pacientes con sospecha o confirmación de COVID-19 se considerarán en riesgo de contraer la enfermedad; en ese sentido, se ingresará en un sistema de vigilancia activa, el que permitirá detectar oportunamente la aparición de síntoma sugerente de la presentación del cuadro clínico con el fin de evitar su propagación. Todos los contactos de un caso estarán en el sistema de vigilancia durante 14 días y hasta descartar diagnóstico, donde serán monitoreados", indicó Marcela Torres.

"LO PRINCIPAL ES LA PREVENCIÓN"

Finalmente, la encargada subrogante de PCI señaló que "Si un paciente ha dado positivo, la mayor tasa de contagio es cuando presenta los síntomas (tos, fiebre alta, etc.). Por lo tanto, es importante y siempre ha sido así, el lavado de manos y la utilización de elementos de protección personal donde en los funcionarios es fundamental para prevenir, se suma la precaución en los pinchazos y cortes con artículos afilados, higiene respiratoria y buenos hábitos al toser y estornudar, manejo de equipos de ropa de pacientes y uso de materiales clínicos procesados de acuerdo a la normativa vigente de esterilización y de infección de alto nivel".

En el caso de la comunidad: "Es importante el lavado e higiene de manos y los buenos hábitos al toser y estornudar. Con esto, no queremos crear una alarma pública, ya que la gente puede caminar por la calle sin mayores inconvenientes, pero independiente de eso, siempre debe lavarse las manos y una buena conducta al toser, esto es de antes, de ahora y de siempre", finalizó la enfermera./