Bolsas vegetales compostables, el producto con el que se está reinventando el mercado

Noticias
Tipo de Letra

Unibag lanzó la primera bolsa reutilizable fabricada a base de almidón de maíz sin componentes plásticos y biodegradable. Además de ser amigable con el medio ambiente, cumple en precio y usabilidad con el rango de las antiguas.

El 3 de agosto de 2018 entró en vigencia la ley que prohibió la entrega de bolsas plásticas en el comercio de todo el país, aplicándose de manera gradual. Los primeros seis meses se podían entregar un máximo de dos bolsas por cliente, para luego en febrero de este año prohibir su entrega en supermercados y retail. En tanto, el pequeño comercio puede dar un máximo de dos unidades hasta agosto de 2020.

En ese sentido, la ley ayudó a generar consciencia en la ciudadanía respecto de la necesidad de reciclar, reutilizar y consumir de forma responsable el producto, todo en ayuda por un mejor medio ambiente. 

Fue así que a nivel de productores buscaron la mejor forma para reinventarse, tal como lo hizo Unibag con las bolsas y sobres vegetales reutilizables que ya lanzó al mercado.

“Somos la primera empresa en fabricar una bolsa reutilizable con materia prima renovable (sin plástico), 100% reciclable y compostable. No existe otro producto igual en el mercado chileno que se presente como una alternativa considerablemente mejor a las bolsas plásticas”, señaló Eliana Moreno, gerente comercial de Unibag. 

Se trata de un producto TNT (tela no tejida) fabricado 100 % de PLA (Acido poliláctico). El PLA se obtiene del almidón de maíz genéticamente modificado para la producción de PLA. Es un recurso natural y renovable anualmente, ya que el maíz se cultiva y cosecha en una misma temporada.

La bolsa vegetal reutilizable está destinada principalmente a ser usada para compras, por lo que habitualmente se vende en supermercados, multitiendas y el Retail en general. Reemplaza a las bolsas plásticas y las reutilizables de polipropileno laminado ó TNT fabricado a base de polipropileno. También puede reemplazar a las bolsas de papel, ofreciendo una alternativa reutilizable, ya que la misma puede ser utilizada 200 veces aprox.

Dado que no contiene polímeros derivados del petróleo, cumple con la ley 21.100. Además, su resistencia es de 20 Kg, certificado por estudios de resistencia a la carga en movimiento realizados en IDIEM.