Restaurante rancagüino se atreve y lanza el primer punto de venta con cordero del secano

Noticias
Tipo de Letra

Se trata de “El Abasto” quien además de ofrecer cortes congelados sellados al vacío también incluye en su carta distintas preparaciones con este cotizado animal. Esta gestión se concretó a través de un proyecto de la Universidad de Chile y el Gobierno Regional de O´Higgins.

Originales platos preparados con cordero, como canelones rellenos, ñoquis con salsa, estofado, lengua y medallones al horno, además de cortes congelados sellados al vacío, son parte de la nueva oferta que podrán encontrar los rancagüinos en la carta de El Abasto (Gamero 425, local 3), un restaurante que abrió sus puertas al público hace poco más de dos meses con la primicia de ser un embajador de productos locales patrimoniales de la Región de O’Higgins.

Cumpliendo entonces con la exclusiva, se realizó una alianza estratégica entre este local de comida chilena y un proyecto impulsado por la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (FAVET) de la Universidad de Chile, cuyo objetivo ha sido desde el inicio, potenciar a los productores de cordero del secano de la Sexta Región. La iniciativa; que ha sido financiada por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de O’Higgins, y su Consejo Regional, enmarcado en la Estrategia Regional de Innovación; permitió llevar esta carne a la cocina de El Abasto y comenzar así, su posicionamiento en el mercado.

Previo a este hito, el proyecto ha logrado consolidar otras gestiones: se creó la primera Corporación de Desarrollo Ovino de la región, una institución que ha otorgado gobernanza a este sector. Además, se está trabajando en conseguir que esta carne entre en la categoría de Alimento Funcional y Saludable, luego de demostrar a partir de análisis químicos, que es rica en ácidos grasos beneficiosos para la salud, biomoléculas capaces de prevenir el cáncer y la diabetes, mejorar la inmunidad del organismo y la función ósea.

El coordinador del proyecto y médico veterinario de la Universidad de Chile, José Acosta, recalca estas bondades. “Este cordero es sano, natural, criado en pradera con leche materna, alimentado con pasto sin ningún tipo de medicamento. Alcanza un peso de entre 35 a 40 kilos en cuatro meses. Es un cordero que nace entre junio, julio y agosto y se faena entre noviembre, diciembre y enero. Es un producto de temporada, de una carne que está con un nivel de grasa infiltrada perfecto, de una terneza espectacular”, dice.

Y asegura que “no es lo mismo que el cordero de Magallanes. Son razas distintas y se utilizan sistemas de alimentación distintos. Nuestro cordero alcanza un peso que el de Magallanes no va a lograr nunca, ya que solo puede alcanzar los 24 kilos”.

Quien también participó en el lanzamiento realizado en el restaurante El Abasto fue Francisco Sepúlveda, productor y dueño de Corderos Pumanque.

“Siempre habíamos esperado, desde antes de que se formara la corporación, tener puntos de ventas en las grandes ciudades y ahora se está cumpliendo. Estamos trabajando con distintos cortes como el medallón de cuello, paleta con hueso y deshuesada. Nuestro cordero siempre tendrá la misma calidad y hoy está al alcance de todo el público en Rancagua con precios que van desde los 4500 y 8000 pesos, mucho más barato que en los supermercados”, precisa.

Italo Prelle, es uno de los socios fundadores de El Abasto. Durante el lanzamiento de éste como punto de venta del cordero del secano, dio a conocer cómo ha sido trabajar con el producto. “Hemos tenido cordero todos los días en el almuerzo y ha sido una experiencia bastante buena, porque el público lo busca. El 70% de los platos que salen al día son de cordero”, cuenta.

“La intención fue salir de lo convencional. Eliminamos el cordero al palo, el garrón y la chuleta, que son los que más conoce la gente y hemos innovado con la lengua, medallones e interiores y nos hemos llevado grandes sorpresas, porque las nuevas preparaciones quedan muy sabrosas. Además, tenemos cortes a la venta con precios preferenciales al público y descuentos vigentes por marcha blanca”, agrega.

Muy pronto se sumarán a El Abasto otros tres restaurantes rancagüinos, hecho que permitirá al cordero del secano de O’Higgins seguir posicionándose como un producto patrimonial de calidad suprema. Estos son Emporio 18, ubicado en calle Campos, Barrio Gamero, emplazado en calle Gamero y la Fuente Millán, situado en los alrededores de el Estadio El Teniente.