Primer Grupo de Escritura UOH apoya la producción científica

Noticias
Tipo de Letra

El Grupo, que tiene como propósito resguardar un tiempo y espacio semanal de escritura científica silenciosa, ha permitido que los académicos y postdoctorados realicen tres horas de escritura semanales, lo que se tradujo en 62 textos trabajados, 26 de los cuales fueron finalizados y enviados a revistas.

"Los grupos de escritura como metodología se fundamentan en el hecho de que escribir es muy difícil para todos, desde una Gabriela Mistral o un Roberto Bolaño hasta una niña de seis años que está aprendiendo a trabajar con el sistema de escritura.

Lo mismo pasa cuando escribimos ciencia. Nos cuesta, todos nos equivocamos, a todos nos dicen que lo hacemos bastante mal. Y tenemos interrupciones, urgencias, falta de concentración, procrastinación. Desde ese punto de vista, incluso las y los científicos necesitan un apoyo, y dentro de esos soportes hay uno que es el grupo de escritura, un espacio colectivo donde nos juntamos a escribir, esa es la idea general", así describe el Dr. Federico Navarro, coordinador del Grupo de Escritura de la Universidad de O´Higgins, el sentido de contar con este tipo de instancias.

Desde marzo de este año, un total de 27 académicos y postdoctorados de todos los Institutos de Investigación de la UOH han participado del Grupo de Escritura, que tiene como propósito resguardar un tiempo y espacio semanal de escritura científica silenciosa, incrementando así la productividad de textos científicos y postulaciones a fondos concursables con filiación UOH mediante la sinergia regular intencionada.

Los encuentros se realizan semanalmente y tienen una duración de tres horas de escritura silenciosa. Durante los primeros quince minutos se realiza una breve actividad de microenseñanza sobre escritura científica -por ejemplo, acerca de prácticas y requisitos de publicación científica-, luego se conversa qué escribirá cada uno, y en los cinco minutos finales los participantes hacen alguna reflexión sobre lo que escribieron o conversan cómo seguirán en el próximo encuentro.

En este contexto, existen diferentes clasificaciones de grupos de escritura. La más común es un espacio de retroalimentación, donde alguien escribe un borrador, los demás lo leen y entregan su feedback. El trabajo realizado en la UOH- que surge en paralelo con el Grupo de Escritura de la Pontificia Universidad Católica de Chile- es más difícil de encontrar en nuestro país. "Este tipo de grupo de escritura científica es el que algunos llaman de productividad, porque no nos comentamos o criticamos unos a otros, sino que nos juntamos para escribir, para producir y cada uno escribe en silencio, no hay intercambio, sólo hay un buen ambiente, buen café y algunas instancias de articulación. Lo principal es que escribas de corrido durante tres horas", explicó el Dr. Navarro.

En cuanto a los requisitos para ser parte del Grupo de Escritura UOH, sólo se les pide a las y los participantes que escriban un texto científico, como un artículo, una ponencia, un libro, un capítulo, una postulación o un informe para un proyecto científico.

Durante el primer y segundo semestre, participaron académicos y postdoctorados que cumplen jornada completa en la UOH, aunque en el futuro se espera ampliar el grupo -o multiplicar distintos grupos en paralelo- e invitar a estudiantes a sumarse.

EL ÉXITO DEL GRUPO DE ESCRITURA UOH EN CIFRAS

La bibliografía especializada coincide en que un escritor avanzado o experto necesita el mismo apoyo que un escritor en formación. "Parece obvio que alguien que es experto o experta en escribir, que ya redactó una tesis doctoral, esté capacitado para escribir una a cinco horas por semana, pero la realidad es que no puede porque tiene reuniones, tiene que dar clases, hacer trabajo de campo y no tiene tiempo para dedicarse a escribir porque es difícil empezar, es duro, le damos vueltas", comentó el Dr. Navarro.

En las 11 sesiones que el Grupo de Escritura UOH realizó durante el primer semestre, se efectuaron un total de 360 horas de escritura efectiva, lo que se tradujo, según reportaron los participantes, en 62 textos trabajados, 26 de los cuales fueron finalizados y enviados a revistas. Respecto de su experiencia en el Grupo de Escritura, el 71,4% de los participantes afirmó que su productividad se había incrementado bastante o mucho. "De no haber tenido esa instancia muy difícilmente habría podido escribir", afirmó uno de los escritores en la encuesta de cierre./