SAG O’Higgins verifica la primera certificación de plantas de vides

Noticias
Tipo de Letra

Material genómico certificado, garantizará la calidad fitosanitaria de portainjertos y variedades de plantas de vides, que a futuro serán parte importante de la producción vitivinícola de la región y el país.

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) O’Higgins, realizó el muestreo y verificación de las primeras plantas certificadas de vides que se pusieron a la venta a nivel regional y nacional, correspondientes al Vivero Guillaume, ubicado en la comuna de San Fernando. Garantizando de esta manera, el mayor potencial productivo del material genómico que será utilizado en las plantaciones de viñedos.

“Potenciar un sector competitivo, sustentable, innovador y moderno, ha sido el desafío que nos planteó el Ministro de Agricultura, Ignacio Walker; como SAG hemos querido contribuir con acciones como la certificación de plantas de viveros, en que por un lado se garantiza la trazabilidad, disponiendo de un producto de calidad comprobada; y por el otro, que su sistema productivo responda a las necesidades de seguridad fitosanitaria; evitando virus, potenciales enfermedades o problemas presentes en ellas”, sostuvo la Directora Regional del servicio, Paola Conca.

Margarita Torres, encargada de comercio de la Asociación Gremial de Viveros de Chile indicó que “Hemos venido trabajando en conjunto con el SAG para que este programa, que es voluntario, sea común en todos los viveros y sobre todo elevar la calidad sanitaria de las plantas y de identificación varietal. Como asociación queremos plantear que la certificación sea una tendencia; que a futuro sea requerida por el mercado”.

En este sentido, Jorge Villagrán, gerente general del vivero comentó que “creemos que en Chile hay una necesidad de tener garantías de que el material vegetal que podemos ofrecer al mercado, cumpla con estándares que le den seguridad al productor que establecerá su viñedo.  El SAG ha sido un gran impulsor de todo esto, ha trabajado por muchos años para lograr consensuar y llegar a acuerdos”.

CERTIFICACIÓN

La certificación se efectúa según la Resolución Exenta N° 7605/2013, que permite ofrecer en el mercado plantas libres de seis virus y de una trazabilidad comprobada en sus 17 variedades y 8 portainjertos registrados. Actualmente cuentan con 5 etapas productivas certificadas, las cuales corresponden a germoplasma, fundación, incremento de variedades y portainjertos; para culminar con plantas certificadas.

El Programa de certificación de plantas frutales es un proceso de validación oficial integral y riguroso, constituido por etapas productivas específicas, sujeto a normas técnicas oficiales que regulan, entre otros aspectos, el diagnóstico fitopatológico, la evaluación varietal, aislamiento, manejo agronómico, con el fin de asegurar la calidad sanitaria y genética de las plantas.