Municipalidad de San Fernando, Onemi y Essbio suscriben plan de abastecimiento alternativo de agua potable

Noticias
Tipo de Letra

Alcalde Luis Berwart hizo presente que ante acontecimientos de envergadura, tal como ha ocurrido en años recientes en Chile, es esencial el trabajo mancomunado de actores públicos y privados para afrontar hechos fortuitos. 

La Municipalidad de San Fernando, la Oficina Regional de Emergencia de la Región de O’Higgins (Onemi) y Essbio formalizaron este martes un "Plan de Abastecimiento Alternativo de Agua Potable en Emergencias y Desastres", herramienta que permitirá a la ciudad enfrentar una situación fortuita y mantener a la población con acceso al vital elemento.
 
Esta alianza suscrita por el alcalde Luis Berwart Araya; la directora de la Onemi de O’Higgins, María Riquelme Reyes; y el gerente zonal de la empresa sanitaria, Víctor Bustamante Ulsen, apunta a que en caso de una emergencia que supere la capacidad de respuesta de Essbio, no se ponga en riesgo la continuidad de suministro del recurso hídrico en las áreas en que opera la compañía.
 
"Estamos conformes de que gracias a la asociatividad del mundo público como privado, desde Onemi, Essbio y el municipio se puede disponer de un plan de emergencia de suministro alternativo de entrega de agua para la comuna de San Fernando (…) el plan considera 18 puntos que ha definido Essbio, teniendo bastantes parámetros de no caminar más de 500 metros para ir a llenar un recipiente y no demorarse más allá de cinco a siete minutos en acceder a un elemento tan vital como es el agua”, explicó la autoridad.
 
Asimismo destacó la posibilidad de realizar un simulacro que permita establecer el tiempo que se demora en implementar este dispositivo en beneficio de los vecinos. “Con este tipo de convenios podemos mantener y mejorar la calidad de vida de los sanfernandinos”, dijo.
 
“Es satisfactorio que nuestra comuna se sume al Plan de Suministro Alternativo de Agua Potable que se está implementando en todo el país, a modo de mejorar en la comuna todo lo que sea reacción ante eventuales emergencias y cortes masivos de agua que nos pudiesen afectar”, declaró el jefe comunal de la capital provincial de Colchagua.
 
Asimismo, el Alcalde Berwart hizo presente que ante emergencias de envergadura, tal como ha ocurrido en años recientes en Chile, es esencial el trabajo mancomunado de actores públicos y privados para afrontar hechos fortuitos. 
 
La autoridad comunal destacó que esta iniciativa fomenta la autonomía y la coordinación eficiente de los responsables, y de este modo disminuir los tiempos de respuesta y minimizar su impacto en la población.
 
Por lo anterior se establecen procedimientos que consideran el rol que deben desempeñar cada una de las entidades involucradas; disposición de un camión aljibe para distribución de agua potable e instalación de estanques de abastecimiento alternativo distribuidos en la ciudad, a fin de que los vecinos se provean del vital elemento.
 
La directora de la Onemi de O’Higgins, María Riquelme Reyes, destacó esta alianza intersectorial, ya que a su parecer permite disponer de forma anticipada de un plan para enfrentar una interrupción de agua. “Se va a activar la entrega de estanques de acuerdo a las localidades y de acuerdo a criterios que han sido establecidos por la Superintendencia de Servicios Sanitarios y por normas internacionales que nos permiten actuar frente a escenarios que hemos visualizado, como el cambio climático que se hace presente con fenómenos de extrema crudeza y muchas veces generando impacto en los servicios básicos. Vital es disponer que la comunidad tenga suministro de agua potable y es por eso que las cuatro capitales de la región de O’Higgins (Rancagua, Machalí, Pichilemu y San Fernando) cuenten con este protocolo que permite definir localidades, puntos de distribución para la entrega de agua a las familias que se ven afectadas con una emergencia”.
 
En el mismo sentido, el jefe regional de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), Patricio Bustos Barraza, sostuvo que el acuerdo define el rol que desempeñarán los actores involucrados en el tema y, por ende, “consiste en tener un instrumento donde las personas, autoridades y los organismos de emergencia van a saber cómo actuar y cómo suministrar agua potable, y en caso de una emergencia, el agua no va a faltar”.
  
En tanto, el gerente zonal de la empresa sanitaria, Víctor Bustamante Ulsen, resaltó que la constituye una oportunidad y un desafío, pues “velamos por el servicio de calidad a nuestros clientes y esta metodología implementada por la Onemi y la SISS, nos obliga a cumplir este desafío y Essbio como operador va a disponer de 55 estanques en 18 puntos que se comuniquen a través del gobierno regional y de ahí con las juntas de vecinos. La idea es hacer un simulacro que permita medir nuestra rapidez en el plan de emergencia”.