Hacer agricultura con menos agua y mayor temperatura: El desafío de los hijos del secano costero

Noticias
Tipo de Letra

Joaquín Arriagada, SEREMI de agricultura de la región, dirige proyecto que tiene como objetivo llevar hasta los más pequeños aquel cambio de switch para enfrentar la realidad climatológica actual, más allá incluso de los ámbitos productivos.

El proyecto de Mejoramiento de la Resiliencia al Cambio Climático en la Pequeña Agricultura del Secano Costero de la Región de O'Higgins, es pensado para satisfacer las necesidades de un grupo de la población dedicado a la agricultura, el cual se ha visto duramente afectado los últimos años debido a la escases del agua y de otros factores que han ido perjudicando los suelos. Esta iniciativa se lleva a cabo en zona más compleja de la región de O´Higgins, las comunas del secano costero.

El proyecto es ejecutado por el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Medio Ambiente y la coordinación de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo, cuenta con fondos de las Naciones Unidas para su ejecución. El director del proyecto es el SEREMI de agricultura Joaquín Arriagada y la ejecución técnica la realiza el Instituto de Investigaciones Agropecuarias a cargo del doctor en manejo de suelos, Jorge Carrasco.

Tanto ha sido el interés de la comunidad por las acciones realizadas, que incluso el proyecto ha tocado la esfera educacional de la región. Nicolás Larenas, Coordinador de la Unidad de Gestión del Proyecto, señaló que el programa en su génesis no contemplaba la participación metódica ni periódica respecto a un trabajo a desarrollar con educación; "Sin embargo, en la medida que nos hemos ido vinculando con el territorio y hemos sumado a actores relevantes, es que hemos establecido un trabajo colaborativo con la Provincial de Educación de Cardenal Caro, principalmente".

Hijos y nietos de la tierra, son los escolares del secano, quienes han visto a sus padres y abuelos trabajar la tierra durante muchos años, pero la forma de producir ha ido cambiando conforme el cambio climático ha afectado la zona. Por este motivo, es que las necesidades de la población, y el trabajo en terreno que realiza el proyecto, los llevó a poner la atención en la educación. La base y el semillero de las futuras generaciones.

"Estamos viendo cómo generar acciones concretas en materia de educación, pueden tener un impacto positivo dentro del proyecto de Cambio Climático, de esa forma estamos proyectando capacitaciones para este año a contar desde marzo, donde nuestros profesionales capaciten a jóvenes en estas temáticas", comentó Larenas.

Dentro de estas acciones concretas, se encuentran los trabajos y mejoras que se han hecho en algunos de los establecimientos educacionales del secano, y las capacitaciones teórico práctico que se impartirán. Ya que el aprendizaje a través de la observación y la experiencia, son más potentes que la simple teoría.

Tan importante resulta el Proyecto, que el Ministerio de Agricultura, ha entregado permanente apoyo y respaldo a lo que se está gestando en O´Higgins. El Ministro Walker, junto al Secretario Regional Ministerial, Joaquín Arriagada; y el equipo del proyecto, visitaron la Escuela de Pailimo, y comprobaron en terreno las mejoras que se hicieron gracias a la inyección de capital.

En la visita, la máxima autoridad del Minagri, señaló que "El cambio climático llegó para quedarse, y tenemos que aprender a hacer agricultura con mayores temperaturas y menos precipitaciones, para producir en estas nuevas condiciones. Esto parte en las escuelas, con los niños que viven en el mundo rural, por eso que este proyecto es tan importante. Porque vamos a tener que aprender a vivir con otra realidad climática. Son los niños, los que después nos enseñarán lo que aprendieron en estos cuatro años de proyecto", enfatizó el Ministro.

El proyecto Cambio Climático está ejecutándose en ocho comunas, donde se ha hecho una inversión de 10 millones de dólares. Inversión que busca llegar a conclusiones sobre las distintas prácticas que se puedan ejecutar en la agricultura. Y así también ver cuáles son las más eficientes para hacer una agricultura que pueda respetar al medioambiente.

PAILIMO Y SU ESCUELA RURAL

La comunidad escolar de Pailimo, ha sido pionera en implementar y desarrollar estudios medioambientales, gracias al compromiso del Director del establecimiento, como de los alumnos. Niños y jóvenes que viven insertos en un ambiente rural. Por ese motivo, es que hoy son un claro ejemplo de las mejoras y aportes que el proyecto de Cambio Climático puede traer consigo, cuando se es recibido y ejecutado en torno a las necesidades de los alumnos.

Complementados con un FPA (Fondo de Protección Ambiental), el proyecto mejoró las tecnologías que este establecimiento tenía. Se instaló un cosechador de aguas lluvia, para que los niños puediesen evidenciar durante los periodos de precipitaciones cómo se acumula el agua de los techos. Además el invernadero con que ellos contaban, se ha mejorado con un sistema de riego por microyet, y sombrerero, para ya en marzo continuar con las capacitaciones teóricopráctico.
Antonio Carvacho, director Provincial de Educación, destacó la importancia que tiene el vínculo que se ha creado con el ministerio de Agricultura, y el proyecto de Cambio Climático, con los colegios, y el Departamento Provincial de Educación. "Tú te das cuenta del entusiasmo que hay aquí, en el director del colegio, y la comunidad. Están muy motivados por lo que se está haciendo. Más en una zona que está afectada por los incendios, y por la sequía. Nos exige en realidad preocuparnos del cambio climático, y qué mejor que partir con los niños".

Hoy el proyecto cuenta con una escuela de cada comuna participando en el proyecto, pero existe el apoyo de educación para que sean más. "Nos han pedido, los directores y profesores, que quieren participar de este proyecto, obviamente nos interesa seguir ampliando, y me parece súper importante la capacidad que ha habido para coordinar servicio en este sentido", dijo Carvacho en relación a las jornadas que se han realizado con alumnos en INIA, a través del proyecto. Además de reuniones de coordinación con los servicios relacionados con el tema. "Se están haciendo las cosas muy bien, y eso hay que destacarlo ya que esto va a traer tremendos resultados", finalizó.

¿LA META? SEGUIR AMPLIANDO ESTA ESTRATEGIA

Durante el año pasado se desarrolló la actividad "Un día de Campo", en la Estación Experimental de INIA Hidango, donde se demostraron diferentes sistemas de colectores de aguas lluvia y se visitó la unidad de parcelas demostrativas, iniciativa enfocada 100% a estudiantes. Participaron 350 alumnos, de diferentes establecimientos educacionales de la provincia de Colchagua y Cardenal Caro, incluso participaron estudiantes universitarios.

Gracias a la participación activa y colaborativa del director Provincial, Antonio Carvacho, se ha hecho revisión de los planes educacionales; y el equipo de cambio climático ha determinado que en todos los colegios que tienen huertos escolares, o al menos uno por comuna, se potenciará el trabajo, ya que muchas veces los huertos escolares van orientados a los alumnos que pertenecen a los planes de integración, y la idea es ayudarlos y aportarles conocimiento desde la perspectiva de lo que el proyecto también percibe./

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS