Entregan resultados de investigación en cucurbitáceas con potencial exportable

Noticias
Tipo de Letra

Con degustación de melones de las variedades Cantalupe y Piel de sapo, finalizó el día de campo, realizado por INIA Rayentué, en el marco de las actividades proyecto FIC "Manejo del cultivo de cucurbitáceas con potencial exportable". Actividad en la que se entregaron los resultados parciales de investigación, obtenidos en la temporada 2017/2018, referidas a tasas de riego por goteo, balance hídrico y los efectos que tiene en los frutos la aplicación, al cultivo, de distintos caudales de agua asociado al rendimiento comercial.

Dentro de los resultados que se presentaron, destacan el porcentaje de pérdida de peso del fruto, color, incidencia y prevalencia de pudriciones. Además de los factores de pre-cosecha que influyen fuertemente en la post cosecha. Una vez en el campo, los profesionales mostraron, a los asistentes, seis variedades de melón con potencial exportable y el manejo del cultivo de melón tutorado.

En la charla técnica, el ingeniero Agrónomo, de INIA Rayentué, Marcelo Vidal, señaló que el peso del fruto es el factor más determinante para su valor de venta final, por lo que las deficiencias en el riego generan menor peso promedio de los frutos. Mientras que el riego ajustado al requerimiento hídrico real de las plantas genera mayor peso.

De la misma forma, el profesional se refirió a la importancia de saber, mediante análisis de suelo, los requerimientos de fertilización del cultivo, en cuanto a Nitrógeno, Fosforo y Potasio, tanto en melón, como en zapallo italiano.

Cabe señalar que la venta de melones en el mercado nacional se caracteriza por la asignación del valor del fruto según su tamaño y la época de venta. Esta categorización difiere según la fecha de cosecha, así se distinguen tres épocas de venta de melón (primor, media estación y tardío). En la zona productora de melones de la región de O'Higgins, las principales épocas de venta son melón para primor y de media estación.

De acuerdo con lo señalado por los profesionales, si bien la firmeza del fruto y la concentración de sólidos solubles, no se ven afectados por la cantidad de agua aplicada, las plantas bajo déficit de riego alto y moderado durante toda la temporada reducen el diámetro y el peso promedio del fruto, generando melones de segunda categoría principalmente.

Por otra parte, el exceso de aplicación de agua de riego no se traduce en aumento de diámetro y peso del fruto. Pero si mejora la distribución por categorías, es decir, las plantas con un adecuado suministro de agua producen mayor cantidad de melones de primera y extra.

En cuanto a las 2 variedades de melón Cantalupe y 2 variedades tipo Piel de sapo, con potencial exportable, que el INIA está evaluando a través del mencionado proyecto FIC, las con mayor proyección, por tener mejor comportamiento en post cosecha serían la Piel de sapo y amarillo.

Como se indicó anteriormente, estos son resultados parciales, dado que queda por evaluar la temporada 2018/2019, que estarían disponibles en marzo o abril de este año./

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS