Matrimonio chileno-estadounidense busca tender puente económico y educativo entre Pichilemu y Texas

Noticias
Tipo de Letra

Jacqueline Aguilera y Matthew Ammerman se conocieron en Pichilemu, luego de emprender en diferentes rubros, hoy apuestan a innovar en el turismo educativo con la puesta en marcha de dos academias de idiomas, en Pichilemu y en Texas, simultáneamente.

Reconocidos en Pichilemu por la creación de diversos proyectos de negocio, entre ellos la galería Casanalu, lugar donde asesoran el desarrollo de nuevos emprendimientos en la comuna, este matrimonio ha decidido enfocarse en generar un proyecto educativo que busca potenciar las capacidades en la comunicación del idioma inglés en Pichilemu. Es por esto que hoy en día apuestan por la internacionalización de su academia de idiomas Mr. & Mrs. Ammerman, con la futura apertura de una segunda academia en la localidad de Boerne, Texas, Estados Unidos.

La iniciativa, según explica Jacqueline Aguilera, potenciará la experiencia de aprendizaje en el idioma inglés y español, ofreciendo cursos de intercambio para chilenos y estadounidenses. “El idioma inglés juega un papel súper importante. Nuestra misión como familia emprendedora es la de orientar, ayudar y gestionar el intercambio, el hospedaje y el apoyo a los estudiantes de la Academia Mr. & Mrs. Ammerman in situ en Estados Unidos de América”, cuenta Jacqueline.

El objetivo del matrimonio chileno-estadounidense es “aportar con mejoras significativas en: educación, innovación y emprendimiento”, asegura Matt, quien también es el profesor de inglés nativo de la academia. “Sin duda, esto ayudará a contar con más PyMEs futuras en Pichilemu y en la región, ofreciendo una mejor calidad en los servicios turísticos con una propuesta bilingüe tan necesaria hoy en día, podremos potenciar a las empresas a ser más creativas y productivas, que tengan posibilidades reales de ampliar el horizonte de sus negocios, e incluso, traspasar fronteras, y por qué no, hablar de una posible internacionalización de estas PyMEs”.

La academia que partió como una forma de fortalecer el inglés de sus propios hijos, ha llevado a Matt y a Jacqueline a ofrecer múltiples servicios, que van desde el alojamiento y turismo educativo hasta la importación de productos desde puertos de los Estados Unidos. “Es un proyecto muy interesante porque queremos invitar y seguir ayudando a los chilenos y a los pichileminos en su conocimiento del idioma inglés y de otras culturas. La idea nuestra es recibir a la gente de acá, ofreciendo un lugar donde llegar con personas de confianza, insertos en la cultura gringa y a su vez generar en Pichilemu un puente de conexión para que extranjeros estadounidenses vengan a aprender de nuestra cultura chilena y del idioma español. Espero que la gente de Pichilemu tome y aproveche esta gran oportunidad”, señala Matt.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS