San Fernando y su alto espíritu de progreso

Noticias
Tipo de Letra

Hoy nuestra ciudad se viste de especial ropaje con motivo de cumplir sus 276 años de existencia. Fue el Gobernador don José Antonio Manso de Velasco el que dio su venia a la fundación de esta villa que con el correr del tiempo se ha transformado en una activa y fulgente urbe.

El San Fernando actual tiene mucho que ofrecer a las vistas del foráneo pero además posee, en esta madurez, una profunda expectativa de desarrollo para las más diversas actividades económicas, sociales, educaciones, culturales, deportivas y turísticas.

En términos generales, la capital de la provincia de Colchagua no se ha quedado atrás del evidente progreso del país y su brillantez supera la opacidad de antaño.

Decimos esto con pleno conocimiento de causa al advertir los emprendimientos de diversa envergadura que se levantan periódicamente, abriendo nuestra esperanza de un futuro cada vez mejor para la calidad de vida de sus habitantes.

Habrá ciertamente quienes no estén de acuerdo con ello pues los momentos actuales están muy abiertos a la crítica y escasamente al reconocimiento. No obstante bien vale, precisamente hoy, momentos de inflexión para analizar como vamos en este camino histórico de nuevos avances.

Pero, digamos que los afanes de desarrollo no cesan y si bien somos la puerta de entrada a un generoso valle vinícola, bien llamado Ruta del Vino, también somos la cuna de hombres y mujeres que diariamente entregaron y entregan un valioso aporte a la sociedad.

Precisamente, en este aniversario San Fernando premia y distingue a una mujer valiosa y un hombre fuera de serie.

Nos referimos a la empresaria radial, Lucy Bava Laplace, pionera de la transmisión de frecuencia modulada en la región, que recibe la distinción de Ciudadana Ilustre en base a una larguísima expresión de servicio público por la Emisora Trigal FM 103.9. Su trayectoria se inició en Radio Manuel Rodríguez, donde siempre animó populares programas de altísima sintonía, para luego oficiar de empresaria y crear la primera radio con modernas emisiones.

Por si fuera poco recibe también su reconocimiento de Hijo Ilustre, Nicolás Gangas Vilches, un hombre laborioso que obtuvo el reconocimiento ciudadano por su extenso servicio en el lugar, donde se demuestran las más nobles actitudes: el campo deportivo. Allí, en la gramilla y en su berma, demostró su valía como jugador, monitor, entrenador y más tarde como comentarista y comunicador dejando tras de sí el paradigma que compatibiliza la utilidad y la importancia.
En este día una mujer y un hombre notable reciben una hermosa distinción.

Algo muy parecido a lo que ocurrió hace 276 años. Una mujer: Ana María Morales; y un hombre: Juan Jiménez, como matrimonio, donaron al Rey de España un solar de 500 cuadras, parte de su hacienda Lircunlauta, para fundar por orden del Gobernador Manso de Velasco la Villa San Fernando de Tinguiririca. Y el 17 de Mayo de 1742, el Corregidor don Pedro Gisbert y Talens puso la primera piedra en la esquina norponiente de las calles Argomedo y Carampangue.

Esto es historia, la de ayer protagonizada por estos inolvidables personajes. La de hoy la estamos haciendo nosotros llevando como estandartes a doña Lucy y a don Nicolás.

Hagámonos merecedores de ser parte de una comunidad que tiene la felicidad a la vuelta de la esquina y brindemos por el éxito de este San Fernando querido y amable./

CARLOS SILVA HERNÁNDEZ
DIRECTOR DIARIO SEXTA REGIÓN

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS