Museo Lircunlauta ganó premio Henri Nestlé

Noticias
Tipo de Letra

Desde 1996 funciona en San Fernando el Museo Lircunlauta, que fue impulsado por un grupo de vecinos entusiastas para investigar, preservar y divulgar el patrimonio cultural de la comuna y la Provincia de Colchagua. La sede del Museo es la casa patronal del ex Fundo Lircunlauta, una de las más antiguas de Chile, declarada Monumento Nacional en 1981. En sus salas se exponen una importante colección de arte, objetos de la cultura campesina, de la historia del ferrocarril y una selección de fotografías y libros históricos de la zona.

Uno de los temas que estaba ausente en el Museo es el del patrimonio alimentario de la región y por eso, la historiadora del arte Alejandra Gómez elaboró un proyecto para investigar los sabores y saberes culinarios de la zona, que verá sus frutos en una exposición. Para comenzar postuló y ganó el Fondo de Desarrollo Local Premio Henri Nestlé que la empresa otorga a proyectos de organizaciones sin fines de lucro, que aporten y se realicen en las comunas donde Nestlé Chile tiene operativas sus fábricas. Estos proyectos deben estar alineados con los temas que Nestlé prioriza en su enfoque de negocios llamado "Creación de Valor Compartido", que busca crear valor para la empresa y la sociedad al mismo tiempo. Ellos están estrechamente vinculados al quehacer de la compañía: Nutrición, Desarrollo Rural, Aguay medioambiente.

"El patrimonio alimentario está relacionado con estos tres temas y nos parece sumamente importante que las generaciones actuales y futuras lo conozcan y le den el valor que le corresponde. Esto tiene una enorme importancia no sólo para la cultura sino también para la salud puesto que ayudará a fomentar la alimentación sana que Nestlé se ha empeñado en difundir con varios programas en los últimos años", dijo Nelson Cantillana, gerente de Fábrica Nestlé San Fernando.

Dentro del patrimonio alimentario de la provincia, se destacan las salineras de Cáhuil, los tomates rosados de Peumo, las variedades de porotos, el cochayuyo de la zona costera. Y no sólo productos, sino también preparaciones particulares que tienen una larga historia y se han ido traspasando de generación en generación. "Esto es algo que habíamos querido hacer hace mucho tiempo. Conocer todos estos productos y recetas nos permite darles valor a nuestros campesinos y a todas las personas que han tenido un rol en el cuidado y mantención de este patrimonio. El fondo es un impulso tremendo para investigar y darle forma a este proyecto soñado", dice Alejandra Gómez.

El fondo rescata el espíritu emprendedor, social y visionario del fundador de la compañía, quien en 1867 creó la primera fórmula de cereal lacteado para ayudar a paliar la desnutrición infantil que acechaba a Europa por aquellos años./

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS