Un relojero en San Fernando

Noticias
Tipo de Letra

Leopoldo Fernando Rojas Ramírez ve pasar el tiempo en su relojería sin darse cuenta. Las paredes de su local están tapizadas de relojes y más relojes. Trabaja desde hace más de medio siglo arreglando relojes y despertadores de todos tipos y tamaños. "Polo", como es conocido por sus más cercanos, tiene cuerda para rato y de apoco va desgranando sus historias más queridas, mientras, en su pequeño mesón, revisa pieza por pieza, engranaje por engranaje.

Don Leopoldo. ¿Cuéntenos algo de su vida?
Debo aclarar que no soy originario de San Fernando. Llegué a esta comuna hace más de treinta años, ya que aquí vivía mi cuñado Ricardo Irribarra, quien era dueño de la Relojería Irribarra. Soy un santiaguino criado en Conchalí. Acá solía venir de visita y de a poco me fui quedando, hasta radicarme definitivamente.

¿Cómo fueron sus comienzos como relojero?
Partí a los 16 años de edad junto a mi hermano Carlos Rojas Ramírez, quien es un capo en el tema de los relojes. Primero, aprendí a arreglar despertadores alemanes Peter y Kaiser, que son de muy buena calidad. Después, llegaron los despertadores chinos y rusos, que no eran tan buenos.

¿Qué pasó después?
Mis primeros pasos en el mundo de la relojería los di en la entonces Relojería Alameda, que se encontraba en el barrio Estación Central. Allí se vendían y reparaban los mejores relojes de Santiago. Teníamos una gran cantidad de clientes y mucho trabajo. A menudo, nos quedábamos hasta muy tarde por las noches. Gané mucho dinero para un joven de mi edad, ya que nos cancelaban el 33% por cada compostura.

¿Siempre arreglaba despertadores?
Inicialmente me dediqué a los despertadores, hasta que llegó a mis manos un elegante y clásico reloj de pulsera suizo Fero. Ese fue el comienzo de todo. De ahí en adelante, me fui especializando en otras marcas.

¿Cómo le ha ido en San Fernando?
No me puedo quejar. Con el tiempo me hice cargo de la Relojería Irribarra y no me ha ido mal. Tengo una buena clientela y no me falta el trabajo.

¿Cuáles son las principales fallas que presentan los relojes?
El mayor problema de los relojes es la suciedad, algo que puede causar daños, no solamente en el exterior, sino que también, en el mecanismo interior.

¿Qué marca de relojes considera las mejores?
Marcas de relojes hay muchas, pero los mejores, a mi juicio, son los suizos. Entre ellos, se cuentan los Longines, Omega, PatekPhilippe y Rolex.

¿Algunos deben ser muy caros?
Claro. El reloj de acero inoxidable, con calendario perpetuo y cronógrafo, PatekPhilippe 1518, fue subastado en más de 11 millones de dólares, lo que lo convierte en el más caro del mundo.

¿Qué se requiere para ser un buen relojero?
Se debe ser hábil con los dedos y tener la mano firme, ya que se trabaja con objetos pequeños y delicados, utilizando lentes de aumento y pinzas. Por ello, es muy importante la precisión y la exactitud. Un buen relojero debe ser paciente, algo que es una gran virtud./

Relojería Irribarra.
Avenida Manuel Rodríguez 490 A.-

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS