Corte Suprema acoge recurso de protección y ordena medidas urgentes de protección del humedal Río Cachapoal

Noticias

Cisnes de cuello negro, quiques, güiñas, coipos, zorros chillas, entre las especies que podrían verse afectadas en este rico ecosistema.

Justo cuando el Grupo Intergubernamental de expertos para el Cambio Climático (IPCC) entregó un devastador informe respecto a los efectos del cambio climático que ya vivimos en el país, -donde somos afectados por una crisis hídrica de más de una década- la Corte de Apelaciones de Rancagua vive una nueva instancia para proteger al Humedal Río Cachapoal.

En el marco de la ejecución de la doble vía de la Carretera de la Fruta, que en el sector del Puente de Peumo ha tenido una modificación que no ha sido aprobada ambientalmente, se han realizado diversos trabajos de sondaje, topografía y calicatas, cuyo impacto sobre la flora y fauna no han sido dimensionados.

Por ello, la Corte de Apelaciones de Rancagua aceptó la comparecencia de Fundación Kennedy en el marco de un Recurso de Protección donde precisamente se discute la falta de determinación de los efectos que tiene en un ecosistema tan delicado cualquier clase de intervención no evaluada ambientalmente. Han sido profesionales de la fundación quienes han podido constatar la presencia de ejemplares de especies de fauna, cuyo estado de conservación es vulnerable como es el caso del Cisne de Cuello Negro (Cygnus melancoryphus), y cuya conservación es urgente.

También se apreció la presencia de otras especies de fauna como Quique (Galictis cuja), Güiña (Leopardus guigna), especie que, en el marco del Séptimo Proceso de Clasificación de Especies, el Comité de Clasificación concluyó incluirla desde la Región de los Ríos al norte en categoría vulnerable y Zorro Chilla (Lycalopex griseus); además de otras especies relevantes clasificadas en alguna categoría de conservación o contempladas en Planes de Manejo y Estrategias de Conservación Regionales o Nacionales, lo que requiere de estudios de profundización previo a la realización de cualquier tipo de intervención sobre el ecosistema.

Esta resolución reconoce la idoneidad de la Fundación para comparecer en un recurso de protección en defensa del humedal, su biodiversidad y habitantes. Esto es importante pues marca un importante precedente y reconocimiento de la labor que realiza la Fundación a lo largo del país.

El presidente de Fundación Kennedy Peter Kennedy señala que “Hemos tenido antecedentes de diversas intervenciones en el sector, donde se han realizado trabajos de sondaje, calicatas y topografía en el contexto de la ejecución del denominado Contrato de Concesión para la Ejecución, Reparación, Conservación y Explotación de la Obra Pública Fiscal denominada Concesión Ruta 66, Camino de la Fruta, sin que exista -a la fecha- ninguna clase de evaluación del impacto que acciones como éstas generan sobre el comportamiento de ejemplares en estado de conservación vulnerable. A modo ejemplar, el caso del Cisne de Cuello Negro.  Se debe considerar que cualquier tipo de intervención antrópica, puede tener efectos no dimensionados, sobre su ciclo de reproducción y hábitat, generando un impacto sobre la riqueza genómica y forma de vida de especies extremadamente frágiles. En este contexto, no existe constancia de que los organismos públicos mandantes de esta obra hayan adoptado las medidas correspondientes para no afectar el humedal y las especies que habitan el sector”.

Hoy la ribera del río constituye un ecosistema homogéneo y particular de diversas especies de fauna del Valle Central; múltiples especies de vertebrados terrestres interactúan en la zona, dada la existencia del recurso del agua, sumado a vegetación ripariana densa que constituye unidades de refugio, madriguera y nidificación para fauna y a la alta disponibilidad de presas asociadas al recurso agua, que permite una activa y dinámica cadena trófica.

Por ello, especies de baja movilidad y crípticas como anfibios, reptiles, roedores, marsupiales y algunas aves pequeñas, son consideradas residentes del sector, desarrollando todo su ciclo de vida asociado a la ribera, con reproducción efectiva y mantenimiento de poblaciones viables y saludables. Por otro lado, especies de alto desplazamiento, como varias aves y mamíferos, ocupan permanentemente la cuenca y riberas del río, buscando fuentes de alimentación y nidificación.

Sobre Fundación Kennedy

Hace 17 años que Fundación Kennedy trabaja junto a comunidades y autoridades, en el rescate de los humedales de Chile, logrando su protección como sitio Ramsar, Santuarios de la Naturaleza y ahora como Humedales Urbanos. Ha ganado concursos para fondos públicos (FPA) en 9 oportunidades.

 

Ante la creciente urgencia por proteger los humedales, Fundación Kennedy está buscando nuevos desafíos para aumentar la cobertura de proyectos a lo largo del país.

Rancagua

11°

Despejado
San Fernando

11°

Despejado
San Vicente

13°

Despejado
Pichilemu

12°

Despejado
Santa Cruz

11°

Despejado