Sidebar

Menú

sbado - 25 de septiembre, 2021

Weather: 17°C

Extensión UOH recibe colección de libros prohibidos y destruidos en dictadura

Noticias

Se trata de textos rescatados en el marco de la investigación llevada a cabo por los investigadores José Moral y Miguel Ramos gracias al financiamiento del Fondo del Libro. Paralelamente, se recibieron revistas de corte histórico que sobrevivieron al período de censura.

La Dirección de Extensión de la Universidad de O'Higgins será la entidad encargada de resguardar una valiosa colección de libros destruidos y prohibidos en dictadura (1973-1989). Se trata de una investigación y rescate de textos realizada por José Moral (trabajador social) y Miguel Ramos (sociólogo) gracias al financiamiento del Fondo del Libro y la Lectura del Ministerio de las Culturas y las Artes. Este trabajo explora las causas profundas que motivaron estos hechos, las maneras y procedimientos en que estos se llevaron a cabo y la forma en que estos sucesos han influido en la representación social del libro, los hábitos lectores y las políticas públicas relacionadas con el área, en un marco general de recuperación y reconstrucción de las memorias colectivas del país.

Clemencia González, Directora de Extensión de la UOH, indicó que "Nos sentimos muy honrados de ser receptores de esta colección. Clemencia González, Directora de Extensión de la UOH, indicó que "Nos sentimos muy honrados de ser receptores de esta colección. En nuestra universidad nos encontramos desarrollando una línea de trabajo en torno a la memoria y los derechos humanos, a través de conferencias, conversatorios y programas académicos. De hecho, tenemos firmado un convenio con el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, con quienes tenemos planeados diversos hitos este año. Somos una institución comprometida con esta materia y contar con esta colección solo reafirma nuestro compromiso".

José Moral, responsable del proyecto, explicó que "La hipótesis principal del estudio se centró en considerar que la destrucción, prohibición y censura de libros en Chile durante el período 1973-1989 obedeció a una política planificada, sistemática y centralizada, con objetivos bien definidos, claramente enunciados, llevada a la práctica durante varios años. Esta política tenía la intención de borrar la memoria histórica de importantes sectores del país, ocasionando un cambio en la representación social del libro y en las políticas públicas de fomento lector cuyas consecuencias se manifiestan hasta la actualidad".
Sobre la decisión de donar esta colección a la UOH, el investigador sostuvo que "para nosotros la colección de libros prohibidos y destruidos en dictadura forma parte del patrimonio bibliográfico y cultural del país, por ello debe ser mantenida, resguardada adecuadamente e idealmente ampliada en sus ediciones. Por ende, una institución superior es, creemos, la más adecuada para ello".

"Además -añadió-, a pesar de que el proyecto tiene un alcance nacional, fue presentado en la Región de O'Higgins como una manera de potenciar la idea que en regiones es factible realizar investigaciones rigurosas. Al ser ésta una universidad regional, de reciente creación, es también coherente con nuestra visión de potenciar la demanda de educación pública, gratuita y de calidad".

Además de la colección del proyecto impulsado por José Moral, la UOH recibió una colección de revistas que fueron rescatadas de los periodos de censura y destrucción por la familia de Paula Iturra a la Dirección de Extensión. "Mi madre me preguntó qué hacer con las revistas guardadas, cuidadas y protegidas por tantos años. Busqué un lugar que pudiera apreciar el valor de éstas y hacer un buen uso. Le pregunté a mi amiga Camila Pérez -académica de la UOH- por la confianza que le tengo. Ella me contactó con Clemencia quien mostró plena disposición en recibirlas. Y qué más pertinente que en una universidad pública", destacó.

"El daño en la destrucción y censura de libros -reflexionó Paula- es el silenciamiento de ideas y valores de una vida digna, de impedir el pensar y soñar. Por eso, guardar las revistas es una resistencia a ese silenciamiento. Hoy también existe esta otra censura, la de dar vuelta la página, por eso donar estas revistas es leer las páginas de nuestra historia, tocar la memoria viva, los deseos y anhelos de cambio".

La colección de libros prohibidos, en donde se puede encontrar un catálogo de 220 publicaciones documentadamente prohibidas y destruidas, además del informe final de la investigación, se puede revisar de manera digital en https://www.uoh.cl/#proyecto-libros-prohibidos.

Adicionalmente, cuando las condiciones sanitarias lo permitan, las versiones íntegras de estas dos donaciones podrán ser revisadas en sala en dependencias del Campus Rancagua, a través de Romina Moncada, Encargada de Archivos y Colecciones de la Dirección de Extensión de la Universidad de O'Higgins ([email protected]).

La presentación del proyecto y el acto de donación se pueden visionar en el siguiente link: https://web.facebook.com/uohiggins/videos/517305882999227

Se trata de textos rescatados en el marco de la investigación llevada a cabo por los investigadores José Moral y Miguel Ramos gracias al financiamiento del Fondo del Libro. Paralelamente, se recibieron revistas de corte histórico que sobrevivieron al período de censura.

La Dirección de Extensión de la Universidad de O'Higgins será la entidad encargada de resguardar una valiosa colección de libros destruidos y prohibidos en dictadura (1973-1989). Se trata de una investigación y rescate de textos realizada por José Moral (trabajador social) y Miguel Ramos (sociólogo) gracias al financiamiento del Fondo del Libro y la Lectura del Ministerio de las Culturas y las Artes. Este trabajo explora las causas profundas que motivaron estos hechos, las maneras y procedimientos en que estos se llevaron a cabo y la forma en que estos sucesos han influido en la representación social del libro, los hábitos lectores y las políticas públicas relacionadas con el área, en un marco general de recuperación y reconstrucción de las memorias colectivas del país.

Clemencia González, Directora de Extensión de la UOH, indicó que "Nos sentimos muy honrados de ser receptores de esta colección. Clemencia González, Directora de Extensión de la UOH, indicó que "Nos sentimos muy honrados de ser receptores de esta colección. En nuestra universidad nos encontramos desarrollando una línea de trabajo en torno a la memoria y los derechos humanos, a través de conferencias, conversatorios y programas académicos. De hecho, tenemos firmado un convenio con el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, con quienes tenemos planeados diversos hitos este año. Somos una institución comprometida con esta materia y contar con esta colección solo reafirma nuestro compromiso".

José Moral, responsable del proyecto, explicó que "La hipótesis principal del estudio se centró en considerar que la destrucción, prohibición y censura de libros en Chile durante el período 1973-1989 obedeció a una política planificada, sistemática y centralizada, con objetivos bien definidos, claramente enunciados, llevada a la práctica durante varios años. Esta política tenía la intención de borrar la memoria histórica de importantes sectores del país, ocasionando un cambio en la representación social del libro y en las políticas públicas de fomento lector cuyas consecuencias se manifiestan hasta la actualidad".
Sobre la decisión de donar esta colección a la UOH, el investigador sostuvo que "para nosotros la colección de libros prohibidos y destruidos en dictadura forma parte del patrimonio bibliográfico y cultural del país, por ello debe ser mantenida, resguardada adecuadamente e idealmente ampliada en sus ediciones. Por ende, una institución superior es, creemos, la más adecuada para ello".

"Además -añadió-, a pesar de que el proyecto tiene un alcance nacional, fue presentado en la Región de O'Higgins como una manera de potenciar la idea que en regiones es factible realizar investigaciones rigurosas. Al ser ésta una universidad regional, de reciente creación, es también coherente con nuestra visión de potenciar la demanda de educación pública, gratuita y de calidad".

Además de la colección del proyecto impulsado por José Moral, la UOH recibió una colección de revistas que fueron rescatadas de los periodos de censura y destrucción por la familia de Paula Iturra a la Dirección de Extensión. "Mi madre me preguntó qué hacer con las revistas guardadas, cuidadas y protegidas por tantos años. Busqué un lugar que pudiera apreciar el valor de éstas y hacer un buen uso. Le pregunté a mi amiga Camila Pérez -académica de la UOH- por la confianza que le tengo. Ella me contactó con Clemencia quien mostró plena disposición en recibirlas. Y qué más pertinente que en una universidad pública", destacó.

"El daño en la destrucción y censura de libros -reflexionó Paula- es el silenciamiento de ideas y valores de una vida digna, de impedir el pensar y soñar. Por eso, guardar las revistas es una resistencia a ese silenciamiento. Hoy también existe esta otra censura, la de dar vuelta la página, por eso donar estas revistas es leer las páginas de nuestra historia, tocar la memoria viva, los deseos y anhelos de cambio".

La colección de libros prohibidos, en donde se puede encontrar un catálogo de 220 publicaciones documentadamente prohibidas y destruidas, además del informe final de la investigación, se puede revisar de manera digital en https://www.uoh.cl/#proyecto-libros-prohibidos.

Adicionalmente, cuando las condiciones sanitarias lo permitan, las versiones íntegras de estas dos donaciones podrán ser revisadas en sala en dependencias del Campus Rancagua, a través de Romina Moncada, Encargada de Archivos y Colecciones de la Dirección de Extensión de la Universidad de O'Higgins (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).

La presentación del proyecto y el acto de donación se pueden visionar en el siguiente link: https://web.facebook.com/uohiggins/videos/517305882999227