Sidebar

Menú

Roberto González, presidente regional de Confusam: "Llegó la hora de disminuir la presión en las trabajadoras y trabajadores de atención primaria"

Noticias

El covid-19 no da tregua y a muchos funcionarios de salud ya les está pasando la cuenta, el agotamiento propio de contener a la población y el estrés por las exigencias de metas sanitarias que en año normal se cumplen sin grandes complicaciones, pero la pandemia altera el normal funcionamiento de los centros de salud, donde se han tenido que adaptar a esta nueva realidad.

Roberto González, presidente Regional de las trabajaras y los trabajadores de atención primaria (CONFUSAM O'Higgins) y Magister en gestión estratégica en salud señaló "Hoy existen comunas con una cantidad importante de trabajadores con licencia médica y muy pocas reemplazados. Estamos en el cuarto mes del año y seguimos en crisis sanitaria, con personal agotado y estresado"

El dirigente hace referencia a la incertidumbre que existe y pide una ley miscelánea para no invertir tiempo en procesos administrativos que solo obstaculizan la respuesta de los equipos de salud en pandemia. "Es un hecho que este año será igual o peor que el anterior, que no lograremos la normalidad, entonces lo mínimo que puede hacer el Gobierno es dejar de exigir el cumplimiento de metas sanitarias. Por un lado, te dicen "no te preocupes por las metas", pero por otro el Gobierno sigue exigiendo actividades que sabemos son absurdas en la situación sanitaria en que nos encontramos. Llegó la hora de disminuir la presión de las trabajadoras y los trabajadores de atención primaria. Por lo que se hace fundamental una ley miscelánea que de tranquilidad a quienes día a día se exponen al virus y no llegar con incertidumbre hasta el 30 de marzo próximo como fue este año".

El Kinesiólogo se refirió también a la importancia de generar todas las condiciones para que los funcionarios se sientan seguros, "Hemos solicitado una mesa de trabajo regional para dar cumplimiento a la ley 21.188 conocida como consultorio seguro, que esperamos se pueda articular a la brevedad, ya que no podemos seguir permitiendo agresiones de ningún tipo hacia los trabajadores de atención primaria. El deber del Gobierno también es cuidar a las personas que trabajan en atención primaria, ay que sin funcionarios de salud no hay política sanitaria que pueda ser ejecutada".