Sidebar

Menú

María Ignacia de la Riva, candidata a alcaldesa por Nancagua: LA NUEVA POLITICA, con nuevos rostros

Noticias

La Nueva Política es un planteamiento quizás platónico, pero que semánticamente hablando es necesario hacerlo realidad con nuevos rostros en la Política y desde ahí surgirán nuevas ideas y estrategias políticas. Y en eso estoy en el camino del servicio, para plantear una nueva realidad, una nueva política.

Soy María Ignacia de la Riva, un nuevo rostro en la política y me defino como una mujer, hija, esposa, madre, hermana, muy presente; emprendedora, apicultora, en fin, trabajadora, llena de inquietudes y diversos intereses, entre ellos y muy importante lo social, es por eso que he aceptado el desafío de ir como candidata a alcaldesa por la comuna de Nancagua.

Creo que los tiempos han cambiado y también la política; por ejemplo, antes quienes no faltaban a votar y cumplían fielmente su deber cívico eran sin duda, los adultos mayores, ahora por el temor a contagiarse, es posible estén más ausentes; en los noventa los jóvenes "no estaban ni ahí", hoy están súper empoderados y participan con entusiasmo y opinión, de hecho, en el plebiscito de entrada los pudimos ver muy activos. Siento que la ciudadanía está más exigente y muy crítica, me incluyo, pero no quiero estar sólo criticando a los políticos, sin ser parte de la solución, es por eso proactivamente, que estoy disponible hoy día como candidata, lo que me ha permitido recorrer mi comuna de punta a punta, escuchando las demandas y expectativas que su gente tiene y a sido muy importante para orientar las prioridades.

Los vecinos quieren primero que nada ser atendidos y escuchados dignamente, hay muchos decepcionados, porque sólo en tiempos de campaña existe este diálogo y luego " la autoridad", se acomoda en su sillón de jefe y olvida todas esas lindas promesas hechas, es por eso que creo en una Nueva Política, con nuevos rostros, donde no caben los ofertones de campaña, que no se cumplen, ya basta cumplir favores políticos con cupos de trabajos, sin poner en su lugar a la persona más idónea y preparada, la gente exige eficiencia y trasparencia, la obligación de quienes administren cualquier comuna es la de cuidar los recursos para así sacar el mejor provecho ya que las necesidades son infinitas, no podemos despilfarrar beneficiando al amigo, debemos atender a quienes más lo necesitan y formar comunidad, dando las confianzas para que quienes quieran y puedan desde el mundo privado se sumen ayudando.

Nancagua es una hermosa comuna, que tiene todo para destacarse, en todos los aspectos, su gente es trabajadora y esforzada, su tierra muy fértil y generosa estoy segura que con más unidad y con la mano femenina la haremos brillar; porque

"Nancagua puede y merece más", con un nuevo rostro, María Ignacia de la Riva