Sidebar

Menú

Edificio de la Corte de Rancagua llevará el nombre del fallecido ministro Carlos Aránguiz

Noticias

El pleno de la Corte Suprema accedió a la solicitud respecto que el edificio de la Corte de Apelaciones de Rancagua lleve el nombre del fallecido ministro del máximo tribunal, Carlos Aránguiz Zúñiga.

La solicitud fue planteada por el pleno de la Corte de Apelaciones de Rancagua con el objetivo de conmemorar a quien fuera también ministro y presidente del tribunal de alzada.

La resolución de la Corte Suprema señala que comparte los antecedentes expuestos por el tribunal de Rancagua, “a los que cabe agregar que don Carlos Ramón Aránguiz Zúñiga puso al servicio de su función todas sus capacidades, por lo que sus méritos e impecable trayectoria judicial, dan cuenta de un magistrado de indiscutible excelencia”.

“Y visto prescrito en el Acta N° 173-2014, se accede a la solicitud formulada y, en consecuencia, se dispone que el edificio que alberga a la Corte de Apelaciones de Rancagua, ubicado en calle Brasil N° 922 de esa ciudad, llevará el nombre del fallecido ministro de esta Corte Suprema don Carlos Aránguiz Zúñiga, en su memoria para lo cual se instalará una placa conmemorativa en el frontis del mismo, que así lo consigne”, concluye la resolución del máximo tribunal.

El oficio presentado por el pleno de la Corte de Rancagua, precisa que el tribunal de alzada “expresa como fundamento de su solicitud, el profundo e infinito aprecio, respeto y agradecimiento de los miembros y funcionarios de ese tribunal de alzada, por el fallecido ministro señor Aránguiz Zúñiga, quien lo integró durante 13 años –desde el año 2000 a 2013-, dejando una huella al destacarse como jurista eximio y hombre de letras, e igualmente por su gran capacidad humana”.

El escrito añade que el ministro Aránguiz “ejerció durante tres períodos como presidente de dicha corte, los años 2001, 2007 y 2011, cargo desde el cual contribuyó a su desarrollo y posicionamiento, exigiendo estándares de calidad en el cumplimiento de la función judicial, sin dejar de lado su preocupación permanente por los funcionarios y miembros de la jurisdicción”.

El oficio especifica que de igual modo el ministro Aránguiz tuvo un rol relevante en la construcción del nuevo Centro de Justicia de Rancagua, al lograr en el año 2011 la aprobación del proyecto por parte de las autoridades judiciales y políticas de la época, y “además tuvo la oportunidad de participar en su inauguración en el mes de febrero de 2020, ocasión en que le fue reconocida su notable contribución en esa materia”, concluye.