Sidebar

Menú

lunes - 20 de septiembre, 2021

Weather: 21°C

FAO destaca participación de proveedores regionales en programa de Junaeb

Noticias

- Según un informe entregado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), las cifras de desnutrición infantil en las regiones del norte del país y en la Metropolitana son altísimos, mientras que en el sur se registran importantes tasas de sobrepeso y obesidad.

- La entidad también destacó la importancia de reflotar las economías regionales en la provisión de alimentos, como un incentivo para la agricultura y el comercio local. La noticia presenta un gran desafío para las empresas proveedoras de alimentos que ganarán la licitación 2021-2024 de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, Junaeb.

El estudio de la FAO, "Panorama de la Seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2020", señala que las regiones más afectadas de Chile son Tarapacá (6,4%), Atacama (6,1%), Metropolitana (6,1%) y Arica y Parinacota (5,8%). En el sur, se encuentran las regiones que presentan las mayores cifras de sobrepeso infantil: La Araucanía (18,9%), Magallanes (18,7%), Ñuble (18,6%) y Los Ríos (18,6%).

Para dar inicio a un programa de mejor nutrición a los niños del país, considerando también los efectos de la pandemia en la entrega y logística de los alimentos, la Junaeb exigió a todas las empresas postulantes a la licitación 2014-2021 cambiar su modelo de negocios, llegando a cada familia con canastas que cubran el equivalente a tres semanas de clases.

Asimismo, la entidad destacó el Programa de Alimentación Escolar de la Junaeb, el cual procura que las empresas proveedoras compren parte de los insumos para la elaboración de los alimentos a la agricultura familiar campesina, pequeños productores locales y de zonas rezagadas. También, recalcó la implementación de ferias libres, que: "Son una de las principales vías de comercialización de los pequeños productores y abastecen de frutas y verduras a la población".

A juicio de Matías Pizarro, gerente general de la empresa concesionaria Soser, "Si bien la Junaeb amplió el espectro de alimentos con que se debe llegar a todas las regiones, incluyendo alimentos autóctonos de cada zona, el Programa requiere integrar un plan de educación en alimentación que parta desde la base y se dirija a los alumnos y sus familias".

Añade que la firma tiene uno de sus centros operativos en la Región de O´Higgins y destaca un aspecto poco positivo, como es que: "Los alimentos frescos no son consumidos por los niños. Nosotros comprobamos esto, ya que la verdura se perdía en grandes proporciones en los colegios".

En este sentido, el ejecutivo señala que: "Parte de nuestra propuesta es que un profesor en alimentación o un encargado PAE les enseñe a comer sano, porque por mucho que se les presenten las ensaladas y frutas no tienen internalizado su consumo".

Para el 70% de los niños acogidos al programa de Alimentación Escolar de la Junaeb, su único alimento diario es el que reciben por esta vía. Es por eso que este Programa se transforma en la gran oportunidad y ahora, necesidad, que tiene el país de educar a las familias chilenas en alimentación sana.

En tanto, Patricio Rey, presidente de Soser, enfatiza que: "En esta etapa, el programa debe estimular a los niños y sus familias en el aprendizaje de la alimentación sana. En gran medida ocurre que las familias todavía privilegian comida calórica por sobre ensaladas y frutas que se envían en grandes cantidades y en distintos formatos; ahí aún se pierde mucha comida y existe una oportunidad inmensa de educación".