Rancagüino triunfa en el concurso "Impulso Chileno" con emprendimiento de prevención de incendios

Noticias

- La región conquistó cinco primeros lugares. Los otros que vencieron en el certamen de la fundación Luksic provienen de Mostazal, Olivar, Santa Cruz y Linares.
- Los emprendedores comenzaron con sus mentorias y clases en la Escuela de Administración de la UC.

De Rancagua, Mostazal, Olivar, Santa Cruz y Linares son los cinco emprendedores de la región ganadores del concurso "Impulso Chileno", iniciativa de la Fundación Luksic en alianza con la Corporación Simón de Cirene y la Escuela de Administración UC, que premió a 100 postulantes de todo el país para fortalecer y sacar adelante sus negocios.

En esta tercera versión del certamen participaron más de 18 mil emprendedores, cifra que batió un récord desde su creación. El 51% de los ganadores son mujeres y el 70% provino de regiones.

Los 100 triunfadores comenzaron en enero el proceso de acompañamiento académico, que constará de clases y capacitaciones con académicos expertos y con mentorías.

Los vencedores de este concurso de la Fundación Luksic recibirán el mayor premio, entre $5.000.000 y $4.000.000, además de acompañamiento académico por parte de la Escuela de Administración UC y la Corporación Simón de Cirene durante 6 meses.

Tres casos locales

Uno de los emprendimientos más destacados fue el del rancagüino René Pujado con su proyecto de mantención de equipos contra incendios "PyG Extintores". Su emprendimiento partió hace ocho años atrás, tras la inquietud de solventar los estudios de sus dos hijos René (33) y Felipe (27), quienes cursaron Automatización de Control e Ingeniería Civil industrial, respectivamente.

Su paso por Codelco como inspector de sistemas contra incendios le entregó experticia sobre el tema y, por lo tanto, no dudó en emprender sobre un área que ya manejaba.

"Esos fueron nuestros comienzos y fue un aporte bastante importante ya que me hizo descansar un poco en tener lo necesario para tener darles estudios a los chiquillos", destaca.

Cuenta que la motivación para postular a Impulso Chileno la obtuvo de su nuera, Carla, quien lo invitó a postular. "Es difícil creer que alguien desinteresadamente quiera hacer algo por ti o por lo que a uno le gusta en un país donde prima el egoísmo y dónde lo principal es lo personal, por ello siento un orgullo gigante de ser parte de esta bonita iniciativa. Me siento honrado de ser parte de esto", recalca

Además, señala que el premio representa una gran ayuda a su negocio. Explica que en un momento se hizo muy difícil poder continuar con este negocio, dado el cambio de normativa nacional referente a los servicios técnicos contra incendios. "La cantidad de máquinas que piden ahora y lo necesario para tener taller es caro y con esto de la pandemia, se ha encarecido cada día más, ya que no están llegando los insumos al país. Por lo tanto, este premio está destinado a que tengamos un taller bien implementado para poder entregar un buen servicio y así decir algún día que tenemos un servicio técnico de excelencia gracias a nuestro esfuerzo y la colaboración de concursos como los de Impulso Chileno", detalla.

Otro caso que obtuvo la más alta puntuación, conquistando al jurado, fue el de Cristián Lizana con su ferretería "Independencia Spa" de San Francisco de Mostazal.

Comenzó su emprendimiento por "el hambre" de ser dueño de su propio tiempo y darle una mejor calidad de vida a su familia, ya que trabajaba en una constructora en Paine hasta que junto a unos compañeros de trabajo decidieron emprender con una ferretería. "Me gustaba la idea de hacer mi negocio, de manejar un rubro que no era sencillo en ese momento y al final si bien me quedé solo con el negocio, he podido salir adelante, aumentar las ventas y tener a incluso a Benjamín trabajando conmigo", comenta.

La asesoría que reciben los emprendedores que ganan Impulso Chileno fue lo que empujó a este emprendedor de San Francisco de Mostazal a participar en el concurso de la Fundación Luksic.

"Independiente del premio en dinero son muy valiosas las clases que entrega la Universidad Católica y las mentorías de la Corporación Simón de Cirene, sin duda un complemento perfecto para este concurso", recalca.

De la mano de Impulso Chileno, Lizana tiene pensado importar una máquina computarizada desde China, que puede grabar los distintos tipos de llaves que hay en el mercado, por lo cual "seré el único de la comuna y la región en ofrecer este servicio con la última tecnología de copia de llaves", dice orgulloso.

Claudia González, en tanto, representó a San Vicente con su emprendimiento de ropa reciclada "Zharita Boutique", postuló tras enterarse del concurso por Facebook y conquistó al jurado con su emprendimiento.

"El camino del emprendedor es súper difícil, súper esforzado y bonito también, porque tiene sus frutos y el conseguir tus logros te inyecta más energía y dan más ganas de continuar, y de hacer más. Me siento feliz junto a mi esposo y mecedores, también", destaca.

Agrega que con el premio obtenido incorporarán cosas nuevas a su tienda, lo que les permitirá crecer en su negocio.

En tanto, Pedro Pino con su emprendimiento Apícola Pino Labarca en Olivar; y el taller de amoblado en madera de Cristián Guerrero Mondaca en Santa Cruz, completaron la nómina de ganadores regionales.

En la tercera versión de Impulso Chileno, iniciativa de la Fundación Luksic en alianza con la Corporación Simón de Cirene y la Escuela de Administración UC, 100 emprendedores de todo el país fueron premiados de entre más de 18 mil postulaciones, cifra que batió un récord desde que el empresario Andrónico Luksic inició el concurso hace 3 años.

"Este año ha sido muy duro y desafiante para todos, especialmente para las emprendedoras y los emprendedores de todo Chile, que a pesar de todas las adversidades nos han demostrado lo que significa la resiliencia. ¡Son un ejemplo que emociona y que inspira! Y sabemos que hoy más que nunca necesitan mucho apoyo. Por eso, con orgullo hoy premiamos a los 100 ganadores de Impulso Chileno, mujeres y hombres apasionados que trabajan con convicción por sus negocios y a quienes queremos entregarles este impulso académico y económico, para que sigan adelante con fuerza", dijo Andrónico Luksic.

En esta versión el 51% de los ganadores son mujeres y el 70% provino de regiones, mientras que el 30% corresponden a la Región Metropolitana. Para evaluar a los finalistas, se creó un Comité Evaluador compuesto por miembros de la Corporación Simón de Cirene, la Escuela de Administración UC y la Fundación Luksic, quienes también fueron encargados de asignar el monto del financiamiento que recibió cada ganador, en base a la evaluación del proyecto.

"Aplaudimos el compromiso demostrado por todos los finalistas durante este proceso, tuvieron convicción y corazón a la hora de presentar sus proyectos. Pronto comenzaremos con el programa académico de esta nueva generación de ganadores de Impulso Chileno a quienes esperamos darles el apoyo que necesitan para hacer despegar sus proyectos", comentó Paola Luksic, presidenta de la Fundación Luksic.