Hospital de Chimbarongo moderniza su equipamiento clínico

Noticias

Con el objetivo de combatir la pandemia por coronavirus, a mitad de año el Servicio de Salud O'Higgins junto al Consejo Regional (CORE) adquirieron monitores de alta complejidad -marca Dräger- para camas UCI de hospitales de alta y mediada complejidad. En octubre pasado, 7 fueron destinados al Hospital de Mercedes Chimbarongo, potenciando así su equipamiento clínico para tratamiento de pacientes COVID+ o con otras patologías severas.

De estos, 4 fueron entregados al servicio de Urgencia Respiratoria (1 al Reanimador) y 3 al Servicio de Medicina (hospitalización).

Manuel Molina, enfermero de la unidad de Emergencia del hospital chimbaronguino, manifestó que "La llegada de estos monitores ha sido positiva para el servicio, ya que ha aumentado el tiempo de respuesta en comparación con los otros monitores que contábamos, y la cantidad de parámetros que miden, también aumentó; solo con un equipo Dräger puedes monitorizar todas las funciones vitales de un paciente".

Con esto, "Hemos podido complejizar nuestro servicio de Urgencia ya que son equipos de alta gama, aumentando el nivel de tecnología y la rapidez con la que controlamos a los pacientes ya que la monitorización es el tiempo real... Todas las decisiones se van tomando inmediatamente cuando la persona presenta una dificultad, si detectamos alguna falla, se hace una rápida intervención; además podemos dejar programado los equipos para que realicen presiones constantes como por ejemplo cada 5 minutos, por ende se va observando la curva de evolución del paciente lo que permite atenderlo atingentemente a lo que le está pasando", agregó el profesional.

Por su parte, Mariana Bustos Pérez, enfermera del servicio de Medicina, sostuvo que "Estos equipos son buenos porque nos ayudan a monitorizar a los pacientes según su complejidad, dándonos una mejor oportunidad de optimizar los tiempos, por ejemplo, en casos de que arrojasen cardiopatías, fibrilación, etc., y no como antes que esto lo desarrollábamos con el caro de paro. Es mucho más cómodo".

Comentó que "estos monitores no solo se utilizan en pacientes COVID+, sino en quien lo requiera según su complejidad de salud".

Cabe mencionar que los monitores cuentan con una garantía de 2 años y durante las primeras semanas de octubre, tanto médicos como profesionales y técnicos de enfermería recibieron la inducción correspondiente para su correcta utilización.

Ambú Mecanizado

Hace un par de meses, llegó al Hospital de Mercedes un Ambú Mecanizado (marca Oxygen modelo HV19) confeccionado por la Pontificia Universidad Católica de Chile y donado por el Departamento de Salud Municipal, el que fue instalado en el Reanimador del Servicio de Urgencias.

"Este es un equipo que automatiza la típica bolsa ambú que tenemos, por ende, se libera el personal que está encargado para ventilar al paciente, optimizando el proceso y teniendo dos manos más disponibles en caso de una reanimación", señaló el enfermero Manuel Molina.

Si bien no ha sido utilizado aún, este equipo será fundamental para estabilizar los casos de pacientes críticos antes de ser derivados a un hospital de alta complejidad, "Efectivamente, tal como dice la reglamentación en Chile, uno no puede trasladar a un paciente que esté inestable, hay que estabilizarlo para ser derivado. Este equipo es un componente primordial para la reanimación, porque permite controlar su estado de salud, para luego poder trasladarlo con SAMU a un hospital mayor", finalizó.