San Fernando vacuna a sus niños contra el sarampión

Noticias

La campaña, que se realiza cada cinco años, busca aumentar los niveles de inmunidad en la población más joven y así prevenir rebrotes, correspondiendo a un refuerzo de la vacuna tres vírica inoculada a los 12 meses.

Hasta diciembre se realizará en San Fernando la campaña de vacunación contra el sarampión, que realiza la Atención Primaria de Salud y está dirigida a niñas y niños de 13 meses de edad hasta 5 años 11 meses 29 días.

A los menores se les administrará una dosis de la vacuna contra el sarampión, rubéola, parotiditis (SPR), sumándose de esta forma la capital de la Provincia de Colchagua a la campaña que a nivel nacional impulsa en Ministerio de Salud.

"Se deben vacunar los niños de 13 meses de edad hasta 5 años 11 meses 29 días, como parte de un refuerzo de la vacuna contra el sarampión que les fue administrada al año de vida", explicó la enfermera Camila Fernández Gallardo, encargada del Programa de Inmunización Nacional del Cesfam Centro.

La profesional sostuvo que "Es muy importante que vacunemos a nuestros niños, ya que el sarampión es una enfermedad altamente transmisible", precisando que "el proceso de vacunación cuenta con todas las medidas de seguridad para prevenir contagios de Covid-19".

En San Fernando, el equipo de Salud de Atención Primaria (APS), dependiente de la Corporación Municipal, está ejecutando la campaña en los Cesfam Centro y Oriente, los Cecosf San Juan y Angostura, además de las postas rurales de Roma, Puente Negro y Agua Buena.

Igualmente, con el objetivo de evitar aglomeraciones en los establecimientos de salud, se habilitó el Colegio Hermano Fernando de la Fuente, que atenderá durante esta semana entre las 09.00 y las 12.30 horas, y la Escuela Giuseppe Bortoluzzi, desde las 08.30 a las 12.30 horas, y entre 14.00 y a las 15.30 horas.

LA IMPORTANCIA DE VACUNARSE CONTRA EL SARAMPIÓN

El sarampión es una enfermedad de origen viral altamente contagiosa, eliminada en gran parte del mundo gracias a la implementación de programas de vacunación. En la actualidad, aún es capaz de originar brotes particularmente en población susceptible no vacunada determinando alta carga de morbilidad y mortalidad.

En Chile, esta enfermedad ha sido eliminada gracias a las vacunas que se aplican desde hace más de 20 años. Los brotes se han presentado por el contagio de personas infectadas provenientes del extranjero y han sido controlados con éxito, lo que demuestra que esta enfermedad sigue siendo una amenaza.

La mejor manera de protegerse contra el sarampión es con la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola, también llamada vacuna triple vírica o MMR.
La vacuna evita que los niños tengan un sarpullido incómodo y fiebre alta debido al sarampión.-