La ingeniería al servicio del Hospital Regional en pandemia

Noticias

El Departamento de Recursos Físicos del centro de salud ha realizado un importante trabajo para modificar la estructura del establecimiento, complejizar camas y asegurar los protocolos de distanciamiento.

Tal como ha ocurrido con otros servicios del Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO), el Departamento de Recursos Físicos ha cumplido una función destacada durante la pandemia del nuevo coronavirus, principalmente en la modificación del edificio para poder realizar la complejización de camas, desinfección y asegurar los protocolos de distanciamiento.

Recursos Físicos es el equipo que se preocupa de la mantención y construcción al interior del establecimiento y en los Centros de Salud Mental (Cosam). Para ello cuenta con las unidades de Mantenimiento Eléctrico, Climatización, Control Centralizado, Mobiliario, Ingeniería Clínica, Equipamiento Industrial e Infraestructura, que en total suman 60 funcionarios.

"Los trabajos han sido mucho más intensos durante la pandemia. Hemos hecho modificaciones para poder cumplir con los lineamientos de distanciamiento social, y así darles seguridad a los funcionarios y a los usuarios", indicó el jefe (s) de Recursos Físicos, Marco Cerón.

Las modificaciones en el edificio se han centrado en la complejización de camas, señalización para distanciamiento de usuarios, nuevas duchas, separadores de atención de acuerdo a los protocolos, espacios para guardar la nueva demanda de elementos de protección personal (EPP) y velar por el correcto funcionamiento de las redes de oxígeno.

"En Medicina se modificaron las salas, se sacaron los muebles, se colocaron redes de oxígeno y puntos de datos, todo para la complejización de camas. En Urgencia realizamos la separación con biombos que no permita el paso de aerosoles. Las duchas han sido importantes, porque la gente necesitaba bañarse antes de irse a su casa. Eso fue lo primero de la pandemia, asegurar que se pudiesen ir a casa descontaminados", señaló Marcos Cerón.

Con la modificación del hospital y la complejización de camas ha sido muy importante la red eléctrica. "Hubo un incremento de mano de obra para realizar las instalaciones de este nuevo sistema, con más puntos de datos, iluminación y enchufes. Revisamos las capacidades eléctricas de los transformadores, que afortunadamente son muy capaces, al igual que los generadores en caso de emergencia", aseguró Rodrigo Navarrete, jefe de Mantención Eléctrica y Climatización.

Por último, el jefe de Recursos Físicos se refirió a la importante tarea realizada por su servicio. "Al principio existía un poco de temor de ir a alguna área específica, pero se gestionó toda la capacitación con Infectología, Calidad e IAAS. Hemos cumplido la normativa y afortunadamente, como servicio, no nos hemos visto tan golpeados por el COVID-19", concluyó Marcos Cerón.-