Gobierno anuncia nuevas medidas en apoyo de la clase media

Noticias

Se trata de créditos blandos Covid, la postergación de dividendos hipotecarios, la ampliación del Programa de Subsidio para Arriendos, y la ampliación de Créditos con Aval del Estado para la Educación Superior.

El Presidente Sebastián Piñera anunció este domingo un plan especial en apoyo de la clase media, que pone el énfasis en 4 medidas: créditos blandos Covid, la postergación de dividendos hipotecarios, la ampliación del Programa de Subsidio para Arriendos, y la ampliación de Créditos con Aval del Estado para la Educación Superior.

La Intendenta Rebeca Cofré junto al Asesor Regional del Ministerio de Hacienda, Alejandro Álvarez, explicaron a las familias de O’Higgins el alcance de estas medidas.

“Desde el primer día, la principal prioridad, preocupación y ocupación de nuestro Gobierno ha sido proteger a las familias, y en especial a las más vulnerables y de clase media. Es por eso que como Gobierno hemos puesto en marcha una serie de medidas para ir en apoyo de las familias de nuestro país que se han visto afectadas por esta pandemia”, señaló en primer término la jefa de Gobierno en O’Higgins.

“En ese contexto -agregó Rebeca Cofre- el Presidente Sebastián Piñera anunció un plan especial en apoyo de la clase media, que incluye 4 medidas adicionales que se suman a la

Red de Protección Social: créditos blandos Covid, la postergación de dividendos hipotecarios, la ampliación del Programa de Subsidio para Arriendos, y la ampliación de Créditos con Aval del Estado para la Educación Superior”, indicó la Intendenta de O’Higgins.

PROGRAMA DE PROTECCIÓN PARA LA CLASE MEDIA

Este plan especial para la clase media incorpora 4 programas adicionales y se enmarca dentro del acuerdo alcanzado con un conjunto de fuerzas políticas, que tenía 3 pilares: la protección social, la recuperación de la economía y la responsabilidad fiscal.

El Asesor Regional del Ministerio de Hacienda, Alejandro Álvarez, explicó que “primero, el crédito Covid de Clase Media. Se trata de créditos blandos por hasta $2.600.000, para aliviar la carga económica de la familia, facilitando apoyo a través de crédito sin interés real. Este crédito tendrá un plazo de cuatro años, podrá retirarse en cuotas y empezar a pagarse después de un año”.

El crédito se solicitará ante el SII y se entregará por la Tesorería General de la República en 4 cuotas mensuales de hasta $650.000 cada una.

“Lo segundo es una postergación del pago de dividendo de créditos hipotecarios con garantía Estatal. Sabemos que es un compromiso difícil de cumplir en estos tiempos, es por eso que el Estado a través de garantías a los bancos permitirá que aquellas personas que lo necesitan puedan postergar sus pagos hasta por 6 meses”, dijo Álvarez. 

“De igual forma -agregó el Asesor de Hacienda- existe una ampliación al subsidio de arriendo de clase media a aquellas personas que han visto caer sus ingresos en más de un 30%. Podrán postular a un subsidio que les aportará hasta $150.000 mensuales durante 3 meses para arriendos de hasta $400.000”, detalló Alejandro Álvarez.

 “Por último, una ampliación del crédito para la educación superior. Se abrirá un nuevo proceso excepcionan en la postulación al crédito de educación superior para estudiantes que cumplan con ciertos requisitos”.

Esta medida estará disponible para estudiantes que pertenezcan al 90% más vulnerable de la población que no cuenten con otros beneficios estudiantiles (ya sea gratuidad, beca y/o crédito). Otro requisito es haber visto menoscabada su situación financiera posteriormente al último proceso de postulación a beneficios estudiantiles de marzo de 2020.

RED DE PROTECCIÓN SOCIAL

Estas nuevas medidas se suman a otras que ya el Gobierno ha implementado y que integran una Red de Protección Social que está protegiendo hoy día a más de 12 millones de personas, incluyendo a buena parte de la clase media.

Este Red de Protección incluye medidas como la Ley de Protección del Trabajo, el Ingreso Familiar de Emergencia, el Bono COVID-19, el Proyecto de Protección de Ingresos para trabajadores a honorarios, la distribución de 2,5 millones de Canastas de Alimentos y el Ingreso Mínimo Garantizado.