Las acciones de la Red Asistencial de O’Higgins para enfrentar la pandemia

Noticias

Aumento de camas críticas, segmentación de Unidades de Emergencia y complejizar camas de hospitalización han sido algunas de las medidas adoptadas por los establecimientos hospitalarios que fueron inspeccionadas por autoridades del Servicio de Salud.

Ya a fines de febrero el Servicio de Salud O’Higgins comenzó los preparativos para enfrentar la nueva patología que se esperaba llegara a nuestro país, son los simulacros de atención a pacientes con COVID positivo. En ese momento la reconversión de camas, para aumentar la complejidad, era la premisa. Ventiladores, equipos multiparámetros, contratación de recursos humanos eran algunas de las acciones que debían desarrollarse.

Con el transcurso de los meses, a esas medidas debieron ir sumándose otras debido a los requerimientos que ha ido demandando las características de esta pandemia y son precisamente esas medidas las que la subdirectora médica del Servicio de Salud, doctora Alejandra Reyes y el jefe del subdepartamento de Riesgo Vital, Emergencias y desastres, Boris Moreno han estado evaluando en los 15 establecimientos hospitalarios de la Red Asistencial de nuestra región.

“El objetivo de las visitas de acompañamiento que estamos realizando -explica Boris Moreno- se enmarcan en el desarrollo del Plan de Respuesta de la Red Asistencial frente a la Pandemia COVID-19 y el propósito en específico es identificar oportunidades de mejoras en las estrategias locales que cada uno de los establecimientos de la red de hospitales de nuestra región implemento en su hospital y comuna”.

Respecto de las medidas adoptadas, la doctora Alejandra Reyes destacó que en los 4 hospitales de mayor complejidad (Rancagua, San Fernando, Rengo y Santa Cruz) se logró aumentar las camas críticas en un 175% “de 29 pasamos a un total de 80, lo que permite atender a los pacientes más graves, pero también se aumentó la complejidad del resto de los hospitales, para lograr una derivación efectiva de aquellos pacientes que van evolucionando en forma positiva, recibiendo a quienes necesitan hospitalización con requerimiento de cuidados medios y básicos”.

La principal estrategia adoptada por los 15 hospitales de la región ha sido la segmentación de las Unidades de Emergencia Hospitalarias, lo que significa que se han separado los sectores de atención de las urgencias respiratorias, del sector que atiende los otros tipos de urgencias, donde resalta la carpa que adquirió el Hospital de Pichilemu para realizar esta segmentación en dos sectores aledaños.

Asimismo, dentro de las iniciativas propias de cada hospital, hay algunas innovadoras en los hospitales de menor complejidad como son “el control de acceso sanitario del Hospital de San Vicente; el hospital de Campaña que consiguió con el municipio el Hospital de Litueche; el centro de atención telefónica de acompañamiento a la comunidad de Marchigüe y como los hospitales de Graneros y Coinco han logrado mantener las atenciones, a pesar de las obras de mejoramiento de infraestructura que se están realizando en ambos establecimientos”, manifestó la doctora Reyes

También se resaltó el esfuerzo del personal de los hospitales de Chimbarongo, Peumo, Pichidegua y Lolol, para segmentar la atención de urgencia y optimizar las hospitalizaciones de pacientes con Covid 19 de la red, mientras que en los de mayor complejidad “podemos destacar que el HRLBO ha triplicado su capacidad ventilatoria, que Hospital San Fernando ha crecido en 10 camas  ventiladas más, que el Hospital Santa Cruz tiene un cordón sanitario de ingreso muy expedito y el protocolo de seguimiento de funcionarios positivos y sospechoso del Hospital Rengo”, señaló el jefe de Riesgo Vital, Emergencias y Desastres.

La Subdirectora Médica resaltó que también se verificó la utilización de los Elementos de Protección Personal (EPP) de los funcionarios “porque el trabajo que cada uno realiza, desde los auxiliares hasta los médicos, pasando por los técnicos y profesionales, es de vital importancia para que logremos enfrentar los desafíos que nos ha impuesto el Covid-19, y queremos evitar el contagio intrahospitalarios ya que hoy no podemos prescindir de ninguno de ellos y no puedo dejar de destacar el denodado esfuerzo de los funcionarios, en especial de hospitales más pequeños por aportar en esta Pandemia”.

Finalmente, los directivos del Servicio de Salud O’Higgins hicieron un llamado a la comunidad a seguir cuidándose y adoptando la mayor cantidad de medidas de prevención, para que el esfuerzo que se está realizando a nivel hospitalario permita que en los próximos días se logre reducir las tasas de contagio y así dar un respiro a los establecimientos hospitalarios que en estas últimas semanas han estado funcionando con un alto nivel de ocupación.