Después de una década precipitaciones se acercan a la normalidad

Noticias

Como una buena noticia recibieron en la actividad agropecuaria de la región las lluvias caídas en los últimos días. Las precipitaciones acumulan poco más de 174 milímetros de agua caída durante el año en la zona, según el reporte de las estaciones agroclimáticas de O’Higgins.

“En general, ha sido una década muy dura para nuestros agricultores y agricultoras y la verdad es que estas lluvias están llevándonos a un escenario de lluvias normales. Estas lluvias son un gran alivio. El año pasado fue muy difícil, estuvimos con emergencia agrícola debido a esta materia y un gran despliegue de nuestros servicios para apoyar a los productores de la región con forraje, estanques y otros”, indicó Joaquín Arriagada, Seremi de Agricultura.

La lluvia caída permitirá solucionar, en parte, la recarga de acuíferos y la nieve caída en la cordillera augura una temporada de riego sin los problemas vistos en casi una década con déficit en materia hídrica.

Pese a la lluvia, Joaquín Arriagada indicó que el uso eficiente del agua seguirá siendo la clave de la actividad en el futuro. “Nosotros estamos trabajando intensamente en el marco del proyecto de cambio climático para aportar a la resiliencia, es decir a la adaptación al cambio climático de diversos productores en el área de secano que es la más afectada por los efectos de esta tendencia mundial”. “No hay que descuidarse por que la sequía es una amenaza latente que sigue en el horizonte y que no podemos relajarnos”, sostuvo la autoridad del agro.