Recomendaciones a pacientes diabéticos durante la pandemia por COVID-19

Noticias

Dra. Pamela Belmar, diabetóloga de Hospital San Fernando aclaró algunas dudas que los pacientes han consultado.

La contingencia sanitaria por COVID-19 ha traído consigo una serie de interrogantes que los especialistas han debido aclarar mediante avanza la propia enfermedad. Es el caso de patología de diabetes, donde también existen preguntas que se repiten con bastante frecuencia. Para abordar lo anterior, la Dra. Pamela Belmar, diabetóloga de Hospital San Fernando, se refirió al tema, señalando que hay dudas e inquietudes que tienen los pacientes diabéticos y sus familias respecto a cómo poder afrontar esta pandemia de la mejor manera.

"Una de estas interrogantes es ¿si las personas con diabetes tienen mayor riesgo de contagio de COVID-19?, la respuesta es NO, el riesgo de contagio es el mismo que para la población general si la diabetes está bien controlada. La diferencia radica en que los pacientes diabéticos pueden presentar un cuadro clínico de mayor severidad, con peor evolución y pronóstico, es decir mayor morbimortalidad. Esto se debe a que las personas que viven con diabetes poseen una menor capacidad de respuesta defensiva frente a las infecciones tanto virales como bacterianas especialmente si además hay patologías asociadas como obesidad y otros factores de riesgo cardiovascular como hipertensión arterial que entorpecen la evolución y manejo", señaló en primer término la doctora Belmar.

¿Cuándo consultar al Servicio de Urgencias?, para la especialista: "Una persona con diabetes debe consultar SIEMPRE al equipo médico ante la presencia de fiebre, síntomas sugerentes de infección respiratoria tales como tos seca, dolor de garganta, alteración del olfato o del gusto, dolores musculares, diarrea o alteraciones del control glicémico. Debe acudir al Servicio de Urgencias o SAPU si además aparecen criterios de gravedad como dificultad respiratoria, dolor torácico o abdominal, deterioro del estado general o del control de sus glicemias".

¿Qué pasa si soy diabético y me contagio?, en ese punto, la Dra. Belmar sostiene que es fundamental seguir las indicaciones entregadas por el equipo médico. "Particularmente los pacientes diabéticos deben mantenerse hidratados, monitorear frecuentemente su glicemia capilar (cada 4 horas o según indicaciones médicas), estar alerta frente a la aparición de signos o síntomas de hiperglicemia como aumento de la sed o sensación de boca seca, aumento del volumen de micción, fatiga, cansancio y decaimiento. Realizar control de temperatura corporal y manejo adecuado de la fiebre si aparece y chequear la presencia de cuerpos cetónicos, especialmente en pacientes con diabetes mellitus tipo1 ya que son un indicador de complicación.

En algunos casos será necesario modificar su medicación antidiabética habitual por lo tanto es muy importante que conozca el nombre y la dosis de los fármacos e insulinas que usa y lo informe al médico tratante. Si vive solo es importante que alguien de su confianza esté al tanto de su situación porque podría necesitar asistencia. Por último, no dude en pedir ayuda al personal sanitario si no se siente seguro(a) en el manejo de la enfermedad o presenta mayor compromiso del estado general".

¿Cómo puedo prevenir el contagio del COVID-19?, para la diabetóloga: "Mientras no exista la vacuna, nuestra principal arma terapéutica es la PREVENCIÓN, por lo tanto, el aislamiento físico, el lavado de manos frecuente y el uso de mascarilla en lugares públicos son mandatorios y es la única manera de proteger nuestra salud y la de nuestros seres queridos. De todas maneras, las personas que viven con diabetes deben planificarse y estar lo mejor preparado posible en caso de contraer el virus. Para ello es importante mantener un control glicémico óptimo, es decir, las glicemias lo más cercano a las metas que han sido establecidas con su médico tratante. Mantener un estilo de vida saludable, esto es una alimentación saludable rica en vegetales y hortalizas, con porciones pequeñas y respetando los horarios, evitando alimentos ultra procesados o "chatarra" como bebidas azucaradas, repostería, golosinas o exceso de hidratos de carbono y por otra parte realizar ejercicio físico de forma regular, en este caso es importante tratar de mantener una rutina dentro del hogar que evite el sedentarismo. Es importante mantener la adherencia a su medicación tanto para la diabetes como para otras patologías y asegurarse de contar con los insumos necesarios. No olvidar de tener su vacunación al día, principalmente la vacuna contra Influenza o Neumonía. Por último, si es necesario, buscar apoyo en el equipo médico para obtener información confiable".-