Fonoaudióloga de Rengo fomenta consultas a distancia en tiempos de pandemia

Noticias

Las fonoaudiólogas María Teresa Poblete y María José Karadima, creadoras de "FonoPartner", han ganado también el segundo lugar del premio "Torneo Comunal de Innovación" de la comuna de Las Condes, a través del cual pretenden ser un gran aporte para los vecinos implementando su proyecto de telefonoaudiología.

El distanciamiento social y las cuarentenas declaradas por la autoridad sanitaria para sortear la pandemia del COVID-19, han favorecido aquellos emprendimientos de la telemedicina. Uno de ellos es "Fonopartner", iniciativa que se dedica a la rehabilitación y terapia fonoaudiológica a distancia de todos quienes tienen algún tipo de trastorno de la comunicación.

El emprendimiento nació en 2017, de la mano de dos fonoaudiólogas de la Universidad de Chile, María Teresa Poblete, quien vive en Rosario, comuna de Rengo y María José Karadima, proveniente de Santiago. "EL COVID-19 nos sirvió para validar y que se diera credibilidad a quienes estábamos trabajando en teleterapia. La pandemia obligó a las personas a aprender nuevas técnicas, realizar teleconsultas y muchos de nuestros colegas ahora nos preguntan cómo hacerlo", señala María Teresa, cuyo emprendimiento obtuvo el primer lugar en el concurso Impulso Chileno, patrocinado por el empresario Andrónico Luksic y su familia.

Ambas terapeutas recibieron $10 millones y una mentoría de seis meses por la Escuela de Administración de la Universidad Católica por este emprendimiento que surgió de la necesidad de atención de sus propios hijos con necesidades especiales. Nunca pensaron que después de ganar el concurso de la Fundación Impulso Inicial, su proyecto, además, sería implementado en La Municipalidad de Las Condes, tras ganar el Torneo Innovador de la comuna.

"Mi socia postuló y sacamos el segundo lugar, así que tendremos que implementar próximamente FonoPartner en Las Condes, para atender a los vecinos de la comuna", adelanta María Teresa, quien ha visto aumentar su consulta en línea. Ella atiende a niños sordos, con síndrome de Down o con cualquier tipo de trastorno de la comunicación, a través de una aplicación con reconocimiento de voz y con feedback visual, que permite a los pacientes saber si están pronunciando bien los sonidos de las palabras.

Además, éste emprendimiento les permitió a ambas profesionales asociarse a la Red Iberoamericana de Salud Digital, un círculo académico en el que se encuentran los pioneros en Telemedicina.

María Teresa sostiene que el COVID ha permitido valorar los servicios que entrega la telemedicina, pero también reconoce que el apoyo a los emprendimientos es crucial. "El haber ganado Impulso Chileno, que era inversión que no teníamos, nos permitió darnos a conocer, que las personas creyeran en nuestro proyecto, y mejorar nuestra plataforma, agregando el agendamiento de horas y otros requerimientos. También mejorar la aplicación", recalcó María Teresa, quien tiene proyectado ampliar su atención incluyendo a psicólogos, psicopedagogos, terapeutas ocupacionales, para trabajar de manera integral con sus pacientes.-