Tens de Hospitalización en Pichilemu fue la más premiada en el 2019 por su buen trato

Noticias

Gladys Leyton fue reconocida tanto por los usuarios, a través del Consejo Consultivo, como por el Servicio de Salud O’Higgins y el equipo directivo del establecimiento.

Cuando en julio del año pasado se dio a conocer el reconocimiento hecho por el Consejo Consultivo del Hospital de Pichilemu a la Técnico de Enfermería Gladys Leyton, por su buen trato, la página de Facebook del establecimiento se llenó de comentarios, donde le agradecían su labor y sus atenciones, lo que se repitió cuando en una foto se mostraba como el Servicio de Salud O’Higgins iba a entregarle también un reconocimiento a fin de año, por el “Buen Trato al Usuario”.

“Felicidades a la señora Gladys Leyton, muy buena profesional, bendiciones para ella” o “Felicitaciones señora Gladys, una excelente persona, siga igual no cambie, mi hija se lo agradece también desde el cielo”, fueron sólo algunos de los comentarios que tuvo la noticia de su premiación y ellos son producto de hacer un trabajo bien hecho.

“Mi abuelita siempre decía que si uno era barrendera tenía que ser la mejor barrendera y siempre hay que ser y dar lo mejor de uno” y sin duda esa ha sido la premisa de Gladys Leyton en sus 37 años de trabajo en el Hospital de Pichilemu “nací y me críe acá y me fui a estudiar al Hospital de Santa Cruz, porque en ese tiempo se aprendía allí el cargo, con clases en la mañana y práctica en la tarde. Cuando llegué al Hospital de Pichilemu llevaba dos años y me di cuenta que no me gustaba trasnochar, pero era el trabajo que tenía, había que ejercerlo y había que hacerlo bien”.

Con respecto a los reconocimientos entregados señala sentirse “muy orgullosa, pero creo que es sólo parte del trabajo de uno, la verdad es que no hacen falta reconocimientos para atender bien a los pacientes, porque es lo que tenemos que hacer y ver lo que ellos necesitan”.

Casada y con tres hijas “que han tenido que comprender las dificultades de mi trabajo, porque uno pasa más acá que en la casa” ha visto pasar a muchos directores, jefes y médicos por el establecimiento “cuando entré había sólo dos médicos, era un hospital básico donde el médico hacía turno de llamada y nosotros teníamos que atender a los pacientes. Hoy tenemos muchas más garantías porque hay más médicos y ellos son los responsables de cada paciente que ingresa”.

Gladys Leyton señala que el reconocimiento dado por el Servicio de Salud O’Higgins fue una sorpresa para ella “se suponía que iba a una reunión por el nuevo hospital y no sabía que era para una ceremonia tan bonita, fue muy emocionante y ver los comentarios en Facebook por el premio aún más, porque es un reconocimiento en general de la comunidad y más encima le pagan a uno por hacer este trabajo”, concluye sonriendo.

También muy contenta estaba la enfermera de Hospitalización Andrea Aranda, que ha sido la jefa de Gladys cerca de 20 años. “Creo que se lo merece absolutamente, es una persona muy comprometida con el paciente, muy trabajadora también y tiene muy desarrollado su lado humano, de tratar a las personas con respeto, con criterio y con ética, por eso estoy feliz por ella, es muy merecido”.