Patrimonio y turismo de O’Higgins: Conversatorio reunió experiencias sobre el trabajo entre artesanos, productores gourmet y empresarios

Noticias

Artesanías y productos gastronómicos tradicionales e innovadores hechos en la Región de O’Higgins se quieren incorporar en la industria turística a través de hoteles y restaurantes, para mejorar la oferta turística local. Algunas experiencias exitosas de esa vinculación fueron las que se compartieron en el Hotel Mar Andino a través de un conversatorio al que asistieron distintos actores del ámbito turístico.

Esta iniciativa forma parte del proyecto Patrimonio Gastronómico y Artesanal para el Turismo, financiado a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC, del Gobierno Regional de O’Higgins y su Consejo Regional, enmarcado en la Estrategia Regional de Innovación, ejecutado por el Instituto del Patrimonio Turístico de la Universidad Central de Chile.La institución de educación superior lleva cinco años trabajando en la región y el equipo del Proyecto destaca que en la zona hay un gran potencial patrimonial y muchos oficios por redescubrir, que se pueden poner en valor turístico.

En esta instancia, “se buscó reflexionar en torno a la importancia de incorporar el patrimonio en la oferta turística y resultó una interesante conversación”, donde los panelistas invitados y los asistentes compartieron distintas experiencias. “Ciertamente, el patrimonio no es sólo el producto artesanal o gastronómico propiamente tal sino todo lo que está detrás él; la herencia, las herramientas, los métodos aprendidos, etc”. Por ello, algunos de los tópicos abordados fueron reconocer el valor que tiene la artesanía, la producción local y la comunidad en el desarrollo de un destino turístico. Junto con el valor agregado que puede captar un servicio turístico como un hotel, un restaurante o un tour operador al incorporar este tipo de productos locales en su oferta.

“Lo importante es que el resultado de este encadenamiento,tanto los artesanos y productores como los servicios turísticos se ven beneficiados”, contó Janet Pérez su coordinadora. Sumado a ello, “se produce un beneficio superior, que es posicionar a la región de O’Higgins como un destino turístico con identidad”, agregó.

Entre los panelistas del encuentro destacaron TravolutionTravel cuyo objetivo es desarrollar el turismo comunitario, especialmente rural e indígena. “Ésta era una actividad de sensibilización tanto a los productores y artesanos como a los productores turísticos – en este caso hoteleros – para que puedan vincularse los dos mundos y generar una experiencia turística distinta”, explicó su directora Militza Aguirre. 

“Ante esta crisis social y ambiental que estamos viviendo también debería ser una oportunidad para replantearnos la manera de hacer los negocios en la industria turística y ver y reconocer el valor, que tiene en la experiencia turística que le vamos a ofrecer a un pasajero el haber incorporado a la comunidad local”, añadió.

Ante la audiencia los expositores relataban sus experiencias de emprendimiento por parte de los artesanos. Fernanda Gutiérrez trabaja el cuero y poco a poco fue mejorando la técnica. Ella asegura que lo principal es “creerse el cuento”, ya que, ahí está la base para quienes deseen llevar adelante algún modelo de negocio propio.

“Lo que yo quería en un principio era lograr que mis productos fueran vendidos en hoteles. Gracias a Dios hemos tenido buenos frutos. El objetivo se ha cumplido”, recalcó.

Desde la Universidad Central a través del Instituto del Patrimonio Turístico afirman que en la Región de O’Higgins existe un gran potencial para trabajar por consolidar un destino con identidad local, y hacen un llamado a los hoteles y restaurantes a trabajar con artesanos de la zona. El proyecto ha trabajado con una pequeña muestra de estos productos locales en un catálogo de producto patrimoniales, que prontamente se difundiráen los medios sociales.