Política y sentido común

Columnas y Artículos

La disociación de la política con el sentido común, fue una de las causas que impulsó a millones de chilenos a volcarse a las calles el 18 de octubre de 2019 en demanda de un Chile más justo y solidario.

Ese día marcó un punto de inflexión que dio cuenta de una ciudadanía empoderada, que más allá de sus legítimas diferencias políticas, dio a conocer su descontento con un modelo socioeconómico neoliberal que se ha traducido en una desigualdad social y económica sin parangones en la historia nacional.

Quienes nos dedicamos a la política, debemos hacer un mea culpa y replantearnos nuestra relación con una comunidad que nos pide a gritos una mayor presencia en terreno para conocer de primera mano sus necesidades y anhelos.
Para la ciudadanía, la "clase política" goza de privilegios y de cuotas de poder a los que no quiere renunciar.

Ese es uno de los paradigmas que enfrenta la relación entre la política y los ciudadanos que debemos cambiar, siendo los municipios la punta de lanza para reencantar a una comunidad que se siente ignorada por quienes nos dedicamos al servicio público.

En nuestro afán de generar una mayor participación ciudadana, en 2018 convocamos a las sanfernandinas y sanfernandinos a decidir a través de una consulta ciudadana, si se retiraban o no los estacionamientos de la Avenida Manuel Rodríguez.
Igualmente, conscientes de que nuestros vecinos no deben ser actores secundarios, sino que cumplir un rol estelar en la toma de decisiones que generen un mayor progreso para la comuna, estamos recorriendo los barrios y localidades rurales en procura de diseñar proyectos de adelanto que cuenten con una participación ciudadana activa en su diseño.

Además, estamos poniendo nuestros acentos en la descentralización. Para ello, estamos impulsando proyectos para mejorar la calidad de vida de los habitantes de los sectores oriente y poniente, especialmente de este último, que concentra el 60% de la población de la comuna.

Como esta es una comuna eminentemente rural, también hemos impulsado una serie de proyectos en las diversas localidades, contribuyendo de esa forma a desincentivar la migración campo ciudad.

Nuestro principal objetivo ha sido procurar una mayor participación de la comunidad local en las políticas municipales, procurando, pese a la pandemia de Covid-19, no interrumpir nuestro hilo conductor con una ciudadanía que lo único que quiere ver es a sus autoridades en terreno y no sólo detrás de sus escritorios.

Por Luis Berwart Araya
Alcalde de San Fernando