La historia de una pancarta: SERVIU, corazón social

Columnas y Artículos

Hace algunas semanas, vecinos del comité San José de Codegua se acercaron al SERVIU para manifestar su inquietud en torno a la finalización de la construcción de sus casas. Desde su conformación van más de 10 años, por lo tanto, la necesidad de dar celeridad a este proceso se transformó en una prioridad para nosotros como Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Debo confesar que, tras esta situación, hay un hecho que me marcó. Si bien el SERVIU tiene un rol técnico, y de ejecución de obras habitacionales y urbanas, tenemos un corazón social muy grande, lo que se traduce en empaparnos de historias de vida, conocer los motivos de alegría y tristeza de las familias, y en oportunidades llevar un estrecho acompañamiento, derivando muchas veces en relaciones de amistad con quienes necesitan nuestro apoyo.

Una de las personas del Comité San José de Codegua que asistieron al SERVIU lo hizo acompañada de su hija pequeña, quien portaba un cartelito con la lectura "Quiero mi casita, Comité San José". Al finalizar la reunión, y tras coordinar acciones de trabajo conjunto para que tengan sus viviendas lo antes posible, me regaló su cartel con el compromiso que volviera a sus manos cuando ya viviera en su casa.

Bueno... Tendré que devolvérselo muy pronto, ya que cumplimos con nuestro compromiso de agilizar los diferentes procesos en torno a los 212 vecinos de Codegua, y ya está fijada la finalización la construcción de sus casas para los próximos meses.

Cada proceso habitacional tiene una historia, acá fue la de una niña que me obsequió su cartel, en el que se reflejaba el deseo de vivir prontamente en su casa para poder disfrutar de una vida de barrio junto a su familia.

Nuestro rol es ayudarles y dar cumplimiento al objetivo troncal que promovemos en el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, que las familias puedan concretar el sueño de la casa propia.

Las viviendas no son sólo estructuras sólidas, como SERVIU O'Higgins sostenemos que más que construir casas, colaboramos con la formación de hogares, en los que cada familia cuenta con un proyecto diferente, un contexto, en los que abrimos caminos y soluciones habitacionales diferentes y acordes respectivamente.

Es parte de una historia graficada en una pancarta, que plasma un fragmento de vida y que como Ministerio de Vivienda y Urbanismo lo finalizaremos con nuestro puño y letra escribiendo: Cumplimos.

Manuel Alfaro Goldberg
Director de SERVIU O'Higgins