Viajeros y salud

Artículos

Es tiempo de vacaciones y para no desaprovechar la oportunidad de disfrutar en familia o con amigos es importante hacer una evaluación de los riesgos sanitarios asociados al viaje, ya sea por las características del lugar de destino o porque quienes viajan presentan alguna situación de salud preexistente que es necesario tener en consideración como parte de la planificación del viaje.

Algunos elementos claves al momento de una evaluación de riesgos son el estado previo de salud del viajero, el (los) riesgos sanitarios en el lugar de destino(s), la duración y la finalidad del viaje, el tipo de transporte, las condiciones del alojamiento y de higiene alimentaria, el comportamiento arriesgado durante el viaje.

En caso de enfermedad preexistente, se debe tener en cuenta la disponibilidad de servicios médicos adecuados en el lugar de destino. Cualquier viajero afectado por una enfermedad crónica debe llevar consigo la medicación necesaria para todo el tiempo que dure el viaje, especialmente los que requieren receta, y deberán llevarse guardados en el equipaje de mano dentro de sus envases originales con las etiquetas visibles; como precaución ante pérdida o robo es aconsejable llevar la medicación por duplicado en el equipaje facturado.

Cumplir las vacunaciones recomendadas y las prescripciones sobre otras medicaciones y medidas sanitarias. El botiquín de viaje debe contener artículos básicos para brindar una primera atención (primeros auxilios)./

Mitzi Letelier
Académica Facultad Enfermería U. Andrés Bello