Emprendedores superan estragos de los incendios forestales

Noticias
Tipo de Letra

En Rinconada de Yáquil -sector rural de Santa Cruz- los incendios forestales del verano arrasaron con todo a su paso, incluida flora y fauna. Las llamas erosionaron los suelos y profundizó la escasez de agua, que incluso en épocas normales es un bien esquivo por estos lados. Tras la emergencia, los habitantes vieron cómo, además del peligro que les amenazó, se vieron afectadas sus fuentes de ingreso: no había pasto para el ganado; insumos para sus actividades; el panorama era poco auspicioso.

Fue lo que debió enfrentar Isabel Suárez, habitante del sector que se dedica a la producción de mermeladas y conservas: "No quedó nada de mora que es la que más piden", comenta, entonces tuvo que conseguir frutas para poder sostener su emprendimiento. Como ella, cientos de habitantes de las comunas afectadas por la catástrofe debieron enfrentar la pérdida de sus fuentes de ingreso. Es el caso de Cecilia, quien vive en Isla de Yáquil, también en Santa Cruz. Dedicada al cultivo de avena y la crianza de caballos, se quedó sin forraje para darle al ganado. Y aunque el Gobierno, a través de organismos del área agrícola, fue en su ayuda, era tanta la demanda que no bastó para cubrir todo el período de escasez.

Así, una vez que las cosas fueron volviendo a una supuesta normalidad, sin cámaras de televisión, helicópteros, bomberos y funcionarios de Conaf combatiendo el fuego; comenzaron a visualizarse con mayor claridad los otros estragos de la tragedia. De esta manera, Isabel y Cecilia se enfrentaban a una situación compleja.

Ambas se encuentran hoy participando en el programa "Yo Emprendo Semilla" que el Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, puso a disposición de 110 personas en nueve comunas de Colchagua y Cardenal Caro, con una inversión de 80 millones de pesos. Iniciativa orientada a personas afectadas por los incendios mencionados y que busca que las y los participantes accedan a asistencia técnica, capacitación y recursos monetarios para recuperar sus emprendimientos.
Isabel compró insumos e implementos para seguir haciendo las mermeladas que comercializa en el sector, actividad que le ayuda a costear sus gastos; mientras que Cecilia adquirió alimento para sus animales, los que cría y vende, generando un aumento del ingreso familiar.

Recientemente, el director Regional del FOSIS, Felipe Osorio Berríos, visitó a Isabel y a Cecilia en sus hogares. Compartió con ellas y pudo constatar en terreno los avances del programa Yo Emprendo Semilla. "Nuestro rol es asegurar que los recursos del Gobierno lleguen de buena forma a las personas y especialmente porque en este caso son personas y familias que se vieron afectadas por los incendios forestales del verano recién pasado", expresó la autoridad./

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS